Ampollas en el ano y recto ¿Porque aparecen y como podemos curarlas?

Sufrir de ampollas en el ano y recto puede ser, por seguro, desconcertarte. Se trata de algo que habitualmente se da en la boca o los pies y las causas suelen ser una infección o una rozadura. Sin embargo, en este zona… ¿aparecen por los mismos motivos?.

Vamos a tratar hoy el tema de las vesículas anales, pues, por desgracia, pueden ser síntoma de enfermedades que necesitan un tratamiento rápido para no agravarse. Vamos a ver por qué aparecen estos bultitos en el ano y cómo podemos curarlos.

¿Por qué salen ampollas en el ano? Causas

Si alguna vez te has dicho “tengo una ampolla en el ano, ¿qué puede ser?” sigue leyendo. Tener una ampolla rectal es algo que puede ocurrir por diversos motivos. Veámoslos:

  • VIH/SIDA: Uno de los síntomas es la erupción cutánea que, según las circunstancias, puede ser similar a una ampolla o vesícula. En otros casos no se presenta este tipo de síntoma o es diferente, pudiendo aparecer prurito.


  • Hemorroides: La almorrana en sí no produce ampollas. Estas pueden ser un desarrollo del prurito o una complicación si nos rascamos en exceso o si se ejerce demasiada presión en esa delicada piel.
  • Proctitis: Es una enfermedad que inflama el recto. Más que ampollas propiamente dichas, quien sufre de proctitis termina por generar masa rectal. Sin embargo, si esta se infecta por cualquier motivo, pasará a convertirse en una especie de ampolla, una ulceración con pus.
  • Culebrilla: Es la reaparición de un herpes. Incluye otros síntomas además de las ampollas anorectales, incluso sensación de hormigueo, escalofríos…
  • Candidiasis: Las pompas de líquido también suelen aflorar cuando se tiene el hongo cándida. La piel va cambiando su aspecto, empeorando progresivamente si no seguimos un tratamiento, llegando a formarse, efectivamente, este tipo de llagas anales.
  • Prurito anal: Este puede desarrollarse, de manera negativa, haciendo que esas pequeñas abultaciones terminen por convertirse en ampollas e incluso abscesos rectales.
  • Rozaduras: Cualquier rozadura continuada (ropa interior, llevar compresas durante demasiadas horas, el simple rascado, etc) puede hacer que se terminen por formar ampollas. El ejemplo más claro lo tenemos en los pies, pero esto es igual para cualquier parte de nuestro cuerpo donde la piel sea muy fina, como es el caso de la mucosa anal y alrededores.

En algunos de estos casos es evidente el por qué salen ampollas en el ano. Sin embargo, puesto que puede haber motivos más extraños y, sobre todo, graves, nuestro consejo es que acudas siempre a consulta para recibir un diagnóstico profesional, además del tratamiento específico para tu caso. Sea como sea, lo que queda claro es que estas bolitas en el ano no son una enfermedad sino un síntoma de que nos ocurre algo.

¿Son los síntomas de las ampollas iguales que las de un herpes anal?

Tratamiento, causas cura ampollas herpes anal

Como hemos visto, la llaga es realmente un síntoma en sí misma, un signo de que se padece algo de lo anteriormente citado. Por supuesto, en función de la patología y otros factores, las ampollas rectales pueden acompañarse de dolor, supuración, rojez, fiebre y malestar. Sin embargo, tenemos que recordar que estos no son síntomas de la bolsita formada sino que la acompañan dentro de un cuadro sintomatológico de una patología subyacente.

En cualquier caso, es evidente que sí, algunos síntomas se dan también cuando sufrimos de herpes anal, motivo por el cual se confunden con frecuencia estos conceptos. Cuando sufres VHS puedes llegar a tener erosiones y ulceraciones, tener fiebre, sentir dolor cuando hay palpación… En este caso, el paciente sufriría síntomas similares, sí.

De hecho, al tener herpes podemos desarrollar furúnculos, que se pueden confundir con ampollas. Esto significa que no son problemas paralelos sino que, al contrario, tener ampollas rectales puede significar que padezcas esta ETS. También, como hemos dicho, la cándida tiene como síntoma la proliferación de ampollas en según qué casos.

¿Cual es el mejor tratamiento para curar las ampollas del ano y recto?

Usar vaselina para evitar rozaduras y ampollas anales

Por supuesto, si te preguntas cómo curar las ampollas en el ano, debes saber que el tratamiento será el indicado para su causa. Las abultaciones desaparecerán conforme lo haga el agente que las produce.

En cualquier caso, sí que existen una serie de actuaciones que servirán para curarlas y calmar el dolor y la irritación en la zona. Sin embargo, estos son sólo consejos que debe aprobar un médico y que, por supuesto, deben acompañar al tratamiento que este te prescriba.

  • Limpieza y desinfección: Como si esta estuviese en cualquier otra parte del cuerpo, es esencial mantenerla limpia y desinfectada.
  • Algodón: Puedes utilizar un poco de algodón fresco (guárdalo en la nevera) para colocarlo sobre los abolsamientos. De esta manera, evitas la humedad a la vez que el frescor aportará algo de alivio.
  • Baños de asiento: Estos calman la zona. Además, si incluyes infusión de calénduda, te aseguras el relajar los músculos y que se reduzcan las molestias de las grietas, laceraciones o pinchazos; ideal se alguna ampolla ha reventado o si te has provocado heridas por rascado.
  • Vaselina: Puedes introducir una pequeña cantidad de vaselina en tu ano antes de defecar para que las heces no produzcan tanto dolor mientras estás en el inodoro.
  • Cremas antirozaduras: En los momentos duros, es posible que necesites untarte algo de crema anti rozadoras, como las que se usan para los bebés. No uses polvos de talco; aunque parezca que secan, son negativos para una piel tan sensible.
  • Salvado de trigo: Hierve algo de agua con salvado de trigo. Fíltralo y usa la pasta para dar un pequeño masaje en la zona. Esta elimina humedad al mismo tiempo que nutre intensamente la piel. Esto hará que sea menos propensa a resquebrajarse.
  • Infusión de ortiga: Tomar infusiones de ortiga blanca sirve para que la irritación de la piel aminore. No es un remedio específico para las ampollas pero sí para tu dolorida piel y mucosa anal.

¿Has padecido este tipo de síntoma en la zonal anal? ¿Cual fue la razón por la cual lo sufrías? ¿Y la solución? Comparte tu experiencia con los demás miembros de la comunidad!

Si te ha servido de ayuda, comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😉

Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
AMPOLLAS ANALES ¿Porque Aparecen y Como Curarlas?
Puntuación:
51star1star1star1star1star
¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 3 Media: 5]
Este artículo ha sido revisado por el equipo médico de Hemorroides.club

Comenta y participa

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: Hemorroides.Club
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y novedades
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos