Hemorroide centinela o plicoma perianal ¿Que es?

El plicoma perianal o hemorroide centinela es es un tejido conjuntivo que aparece acompañada cuando sufrimos de una fisura anal, ya sea aguda o crónica. Otros nombres que puede recibir el plicoma son, hemorroide centinela o papila entre otros.

El plicoma externo se forma en la zona del ano cuando se produce una regresión de las hemorroides trombosadas o algún pliegue en la piel. No se considera una enfermedad por si sola, ya que realmente es un síntoma secundario de las fisuras anales.

¿Que es un plicoma o hemorroide centinela?

Como hemos comentado, el plicoma o hemorroide centinela es un signo que aparece cuando sufrimos de fisuras anales, es por ello que los síntomas, tratamientos y cuidados para su curación van a ser muy similares a lo de las fisuras. En muchas ocasiones, los médicos son capaces de detectar y diagnosticar una fisura en el ano gracias a que existe una hemorroide centinela, es como un avisador de esta.

Podríamos confundirnos el nombre de hemorroide centinela ya que pensaríamos que se trata de la enfermedad hemorroida convencional, pero esto no es así, ya que el plicoma rectal en realidad es un pliegue cutáneo en la piel que se encuentra en la zona del ano, una pequeña papila que carece de vasos sanguíneos inflamados como es el caso de la causa de las hemorroides o almorranas. Este hecho hace que en muchas ocasiones el diagnostico sea erróneo, ya que a veces se confunde las fisuras anales con las hemorroides.

Un tratamiento conservador para tratar las hemorroides son las típicas pomadas o cremas, debido al error en el diagnostico que puede generar los plicomas perianales, en ocasiones al paciente se le receta este tipo de cremas para hemorroides las cuales no son válidas para tratar la fisura anal, y pueden perjudicar aún más el problema, por tanto un buen diagnóstico es fundamental.

Para resumir sobre que es un un plicoma anal, decir que la hemorroide centinela es un espesamiento e hipertrofia de un pliegue perianal causado por una fisura anal crónica. Hay que dejar claro que NO son hemorroides. Su aparición es el resultado de una ingurgitación perianal provocada por una hemorroide trombosada externa.

¿Que causa la aparición de una hemorroide centinela o plicoma perianal?

Plicoma rectal anal hemorroide centinela

La principal causa como hemos dicho es que estemos padeciendo una fisura anal crónica, siendo la duración de esta de entre 1 o 2 meses de duración para ser considerada crónica. En ocasiones esta fisura llega hasta el esfínter interno, considerándose profunda. Aquí es donde entra la aparición del pliegue cutáneo llamada hemorroide centinela y una pequeña papila hipertrofiada en el borde proximal o pólipo de Lane. Al cabo de unos días el plicoma hemorroidal se hincha y se forma un edema por la acumulación de líquidos.

El término de centinela hace referencia a que en la zona donde aparece nos está dando pistas de donde está la fisura anal, es como un “indicador” de esta enfermedad. Un aspecto a tener en cuenta cuando procedamos a algún tipo de inspección de la zona es que la zona afectada es extremadamente sensible y nos producirá bastante dolor. Para poder observar y explorar la zona, sencillamente hay que separar las paredes del ano y quedará al descubierto el plicoma perianal para una revisión visual perfecta.

No es recomendable explorar la zona de forma manual, es preferible omitir el tacto rectal ya que como hemos comentado el dolor es alto a cualquier roce. Si por razones en las cuales no se pueda diagnosticar la hemorroide centinela de forma visual es conveniente la aplicación de algún anestésico local para explorar la zona manualmente.

¿Cuales son los síntomas de las hemorroides centinelas o plicomas anales?

Los síntomas que podemos describir en este punto son muy similares a los que podría tener una persona que padece de fisura anal, ya que realmente el plicoma es la consecuencia de esta fisura, sobre todo se aprecia un fuerte dolor en la zona rectal como principal síntoma. Este dolor es significativamente intenso para las personas que lo padecen, además es un dolor constante similar al corte de un cuchillo afilado por la piel, muy agudizado en el momento de l defecación, al pasar las heces por la hemorroide centinela, y continua durante varios minutos o un par de horas después en el peor de los casos.

Otro tipo de síntomas de los plicomas rectales externos son la presencia de sangre, picor, escozor y prurito debido al hinchazón e inflamación que sufre la zona donde se sitúa la fisura anal. La sangre es de un color rojo muy vivo pero en este caso no viene acompañada de las heces, como es el caso de las evacuaciones con sangre, sino que es visible a simple vista en el papel higiénico. En ocasiones se produce mucosidad de color amarillo, siendo esta pus, debido a alguna pequeña infección de la fisura.

Estos son los principales síntomas que pueden tener las hemorroides centinela. Estos problemas pueden agravarse debido a que muchos de los síntomas anteriormente descritos puede producir otros síntomas, produciéndose un círculo vicioso que impide que la fisura cure de forma más rápida. Por ejemplo, se puede exponer que el padecer una fisura en el ano o recto hace que cuando las heces pasan por ellas, se produce un dolor agudo, este dolor a su vez hace que el esfínter se contraiga y no deje pasar las heces con normalidad, se produce un estreñimiento, además la sangre circula peor por la zona impidiendo una cicatrización de la fisura, es por esto en muchas ocasiones la cirugía es una buena solución.

Tratamiento para curar los plicomas rectales y las hemorroides centinelas

Tratamiento hemorroide centinela alimentos dieta rica en fibra

Como cabe de esperar, este tipo de problemas se trata de igual forma que las fisuras, ya que una vez desaparezcan y cicatricen estas fisuras en el ano, automáticamente el plicoma rectal se irá con ellas. Podemos optar por dos tipos de tratamientos para las hemorroides centinela, uno de ellos conservador, el más habitual y aconsejable, y otro quirúrgico, cuando no queda más remedio que acudir al cirujano y proceder a una operación.

Tratamiento conservador

  • Dieta rica en alimentos con alta cantidad de fibra, vegetales, frutas no cítricas y cereales integrales
  • Restringir al máximo el consumo de productos procesados y con alta contenido en azúcares simples
  • Eliminar las bebidas alcohólicas y refrescos gaseosos
  • Baños de asiento con agua caliente para mejorar las contracturas musculares por las contracciones en el esfínter anal
  • Baños de asiento con agua fría para disminuir el dolor en las hemorroides centinela
  • Aplicar hielo localizado en el plicoma, eso si, siempre con un paño de algodón sin demasiada presión en la zona
  • Medicamentos antiinflamatorios y/o para el dolor, si este es demasiado agudo

Tratamiento quirúrgico

Si el tratamiento con remedios caseros o conservador no ha podido ser efectivo en la cura del plicoma rectar exterior, no nos queda otro remedio que acudir al proceso quirúrgico, ya que la fisura se hace crónica y en la mayoría de los casos la cirugía es la única forma de eliminar el problema y extirpar la hemorroide centinela con una sutura o electrocauterismo

La cirugía normalmente elegida recibe el nombre de esfinterotomía lateral interna:

  • La operación consiste en la eliminación controlada del esfínter anal interno que corta la hipertonía, haciendo desaparecer el dolor y pudiendo hacer que la herida cicatrice en un período de tiempo corto.
  • El médico cirujano hace que se dilate el ano gracias a un separador anal bivalvo que logra que la fisura rectar qude visible para poder ser manipulada fácilmente.
  • Una vez el cirujano puede observar de forma clara donde se encuentra la fisura anal, el doctor localiza el surco interesfinteriano que marca la división entre la porción interna del esfínter del ano y su porción externa.
  • Se realiza una pequeña incisión con un bisturí eléctrico de un tamaño reducido, entre los 2 y 4 milímetros en la zona del esfínter lateral interno y a continuación se sutura.

Esta técnica quirúrgica hace posible que la hospitalización no se mayor a uno o dos días, la recuperación es prácticamente inmediata y el paciente no sufre casi ningún riesgo.

¿Has padecido los molestos dolores de un plicoma perianal o hemorroide centinela por culpa de una fisura anal? ¿Conocías la aparición de estas dolencias por culpa de las fisuras? Comenta y comparte

Si te ha servido de ayuda comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😃

¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 44 Media: 3.8]
Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【HEMORROIDE CENTINELA o PLICOMA PERIANAL】¿Que es?
Puntuación:
51star1star1star1star1star
Únete al Club y di adiós a las hemorroides para SIEMPRE!

No spam guarantee.

Comenta y participa