¿Cómo curar un forúnculo en el ano?

Un divieso surge cuando uno o varios folículos del pelo se infectan con la bacteria estafilococo. Esta bacteria se cuela en el folículo piloso a través de un corte o un simple rasguño. Así, la zona se inflama y aparece una protuberancia de pus. La mayor preocupación se da a la hora de curar un forúnculo en la zona anal, y es precisamente el tema que abordamos a continuación.

Esta afección en algunos casos se pueden confundir con granos de pus o acné, pero en realidad son un folículo piloso infectado, a través de este artículo veremos cuales son sus principales causas, los síntomas que presenta y los factores de riesgo, veremos tratamientos médicos y remedios caseros para curar y prevenir la aparición de un forúnculo en el ano.

¿Qué es el forúnculo anal? definición

Podemos definir el forúnculo en el ano como un absceso que se forma en el interior de la piel cuando un folículo piloso se ve afectado por una bacteria. Se trata por tanto de una infección en la piel que forma abscesos en la piel alrededor del ano. Las zonas más habituales en las que se dan son aquellas áreas en las que hay vello, están húmedas y, además, expuestas a fricciones continuas: nalgas, ingles, axilas y cuello.

Un divieso aparece en forma de bulto de color rojo, con un tamaño muy pequeño. A medida que pasa el tiempo, generalmente en el plazo máximo de una semana, la protuberancia se va haciendo más grande y, además, más dolorosa. Así, finalmente se forma un disco de pus en la parte superior de este.

¿Que causas favorecen la aparición de un forúnculo o divieso en el ano?

Fases de infeccion foliculo piloso

Como hemos comentado, la gran mayoría de forúnculos surgen como consecuencia de la aparición de una bacteria llamada estafilococo aureus que se encuentra en la piel. Aunque las causas determinantes de esta patología no son concretas, existen una gran variedad de factores de riesgo que pueden desencadenarla como son, pequeñas heridas en la piel del ano, picaduras de insectos, lesiones por agujas o pequeños rasguños en el afeitado que casi siempre pasan desapercibidas hasta que se infectan.

Las personas que padecen diabetes tienen grandes probabilidades de tener forúnculos, al igual que son débiles a muchas otras patologías. También aquellas cuyo sistema inmunológico está debilitado por cualquier otro motivo y, por lo tanto, no tienen la fortaleza suficiente para luchar contra la bacteria anteriormente mencionada.

El uso de diversos productos químicos que pueden irritar la piel del ano también puede ser otro factor desencadenante de esta patología. Y, por supuesto, la falta de higiene. En relación a la zona anal, es recomendable realizar un baño de asiento periódico a modo de limpieza y, posteriormente, secar bien la zona, sin que quede el más mínimo rastro de humedad, además tener unos hábitos diarios debidamente higiénicos en muchos casos evita la aparición de esta afección.

Existen factores de riesgo que pueden favorecer la aparición de estos, entre ellos existen los factores genéticos relacionados, siendo la historia familiar de forunculosis un importante factor a tener en cuenta. Destacan:

  • Diabetes mellitus
  • Insuficiencia renal
  • Cirrosis
  • VIH o SIDA
  • Enfermedades crónicas de la piel
  • Uso de drogas mediante jeringuillas
  • Obesidad
  • Personas mayores
  • Poca higiene personal
  • Uso de ropas ajustadas
  • Cicatrices mal curadas
  • Regiones húmedas con excesiva cantidad de vello

¿Que síntomas existen cuando me ha salido un forúnculo anal?

Los síntomas de apostemas en el ano son muy amplios y diversos. Generalmente, como la zona anal pasa desapercibida a la vista, las primeras señales de alerta no se detectan; La zona de alrededor del ano se inflama y toma y color rojizo. También suele tomar una textura diferente a la habitual, rugosa y seca.

A medida que la patología va avanzando, el dolor comienza a aparecer ya que el absceso se llena de pus y tejido muerto. Así, su tamaño puede variar en función de un amplio abanico de factores: desde un pequeña guisante hasta una pelota de golf. Generalmente, si no se drena, el tamaño del absceso aumenta de forma considerable y rápida. Además, se van desarrollando otros síntomas como picazón, fatiga e incluso notarás fiebre si existe infección.

Merece la pena tener en cuenta los signos de una infección grave a causa de esta patología. La piel que rodea a la protuberancia suele volverse de color rojo y, además, se siente caliente e inflamada. Cabe la posibilidad de que surgan más diviesos, generalmente de menor tamaño, alrededor de la protuberancia inicial. En caso de infección, la fiebre también suele aparecer.

Tratamiento para curar un forúnculo en el ano

Generalmente, consultar al médico sólo es imprescindible cuando el apostema empeora rápidamente o duele mucho, así como, por supuesto, cuando existe fiebre o el paciente se siente excesivamente fatigado. No obstante, la gran mayoría de protuberancias en la zona anal drenan por sí solos en un par de semanas. Aun así, nuestro consejo siempre será recibir la diagnosis de un facultativo especializado. El forúnculo es una enfermedad anal que el médico puede diagnosticar con un simple examen físico. Si padeces uno o varios de los síntomas descritos anteriormente, es importante que acudas al médico. Ver también que es un quiste o sinus pilonidal.

Como es habitual, te hará una serie de preguntas acerca de los síntomas, así como de tu estado de salud en general. A continuación, procederá a examinar la zona anal y establecer el diagnóstico. Además, puede realizar un análisis de cultivo para establecer si hay o no estafilococos y otras bacterias en la zona infectada. En función del tipo de divieso y de la causa de su formación, las recomendaciones pueden variar.

Estos son los tratamientos médicos más habituales ante esta patología son los siguientes:

  • Drenaje quirúrgico: Es el tratamiento recomendado ante abscesos anales superficiales. Se trata de una intervención ambulatoria que se realiza mediante anestesia local. Aunque el procedimiento es indoloro, después del mismo los pacientes suelen sentir dolor, por lo que el médico receta medicamentos para aliviarlo.
  • Antibiótico: De forma adicional al drenaje, o por libre si el divieso es pequeño, el médico puede prescribir la toma de antibióticos. Suele darse cuando también existe infección aunque no tiene por qué.

Remedios caseros para tratar los abscesos en el ano

Remedios caseros para tratar forunculos en el ano

Además del tratamiento médico, existen una serie de remedios naturales y complementarios que pueden resultar de gran ayuda:

  • Aloe vera: Es uno de los ingredientes naturales con más propiedades beneficiosas para la piel. Su aplicación es muy sencilla; basta con tomar una hoja de aloe vera y extraer todo su jugo abriéndola con un cuchillo. Después de desinfectar la zona, se aplica el gel de aloe vera en esta. Esto es de gran ayuda para aliviar las molestias causadas por el absceso anal y para disminuir la inflamación.
  • Compresas de agua caliente: Es uno de los mejores remedios caseros que existen para curar un forúnculo. Hay que empapar una compresa en agua tibia y aplicarla directamente sobre el absceso; esto ayudará a reducir la inflamación y, además, a aumentar la circulación en la zona.
  • Aceite de coco: Si tienes un apostema, el aceite de coco es un tratamiento natural muy efectivo. Cuando aparece una protuberancia de este tipo, la piel alrededor de la misma se vuelve escamosa y agrietada. Así, este tipo de aceite, que tiene grandes propiedades hidratantes, hará que se reduzca de forma notable la incomodidad. También es desinfectante.
  • Hielo local: Como sabemos, la aplicación de frío en forma localizada en zonas inflamadas es sin duda la mejor forma de rebajar la hinchazón. Siempre usar un paño de algodón entre la piel y el hielo para no producir quemaduras.
  • Otros remedios caseros que funcionan muy bien contra la inflamación son productos como la cúrcuma, aceite del árbol del té, aceite de Nim, entre otros, y como antibióticos naturales sin duda el ajo es una excelente opción.

¿Como podemos prevenir la aparición de este tipo de infecciones?

Aunque no es posible evitar estos abscesos de forma infalible, sí hay algunas medidas que merece la pena tener en cuenta para prevenirlos:

  • Resulta indispensable mantener una buena higiene en la zona anal, utilizando jabones antibacteriales.
  • Además, es importante utilizar ropa interior que sea un poco holgada para que el aire pueda circular libremente.

Los forúnculos en el ano no son, en principio, una enfermedad grave, aunque sí hay que prestarles atención y realizar un seguimiento exhaustivo de los mismos y extremar las precauciones si ya se han sufrido. Si no desaparecen por sí mismos y/o existen síntomas de infección, es importante acudir al médico.


¿Has padecido en alguna ocasión este tipo de mal? ¿Cuales fueron tus principales armas para combatirlas? ¿Tuviste que acudir a la operación? Cuenta tu experiencia, seguro que será de gran ayuda para los demás lectores.

Si te ha servido de ayuda, comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😉

Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
¿Como ▷CURAR un【FORÚNCULO en el ANO】?
Puntuación:
51star1star1star1star1star
¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 89 Media: 3.6]

1 Comentario

  1. Zul Jin 8 mayo, 2018

Comenta y participa