El dolor de las hemorroides ¿Cómo reducir este síntoma de forma rápida?

Las almorranas, a pesar de que en la gran mayoría de las ocasiones no revisten un trastorno de salud de gravedad, sí resultan muy molestas. Todos los adultos que las padecen hablan con frecuencia de uno de sus peores y más molestos síntomas: el dolor de las hemorroides. Los más habituales de esta enfermedad son la picazón y la comezón, los cuales se localizan en la zona anal, si bien, estos podrían ser soportables si no se acompañan de sangrado, dificultad para evacuar, etc.

Es por ello que resulta tan importante conocer diferentes métodos para aliviar el picor de las hemorroides y, por supuesto, el tan temido dolor fruto de la inflamación, los sobreesfuerzos, las heridas y todos los síntomas propios de esta dolencia. Vamos a conocer con mayor profundidad como aliviar el dolor y las molestias mientras padecemos de un cuadro hemorroidal.

¿Cómo podemos tratar y reducir el dolor si padecemos hemorroides?

Los tratamientos de este trastorno se pueden englobar en dos grandes categorías: médicos y naturales. Por lo general, los remedios caseros son muy efectivos para tratar aquellos cuadros más leves, de grado I o II. En aquellos casos en los que los pacientes presentan dolor intenso, es recomendable acudir al médico para que realice un diagnóstico y sea este quien establezca un tratamiento adecuado para el mismo.

Hay una serie de consejos que resulta interesante conocer para evitar en la medida de lo posible el dolor. No son específicas para ello, sino que sirven para facilitar las deposiciones y que, con esto, no suframos tanto cuando nos sentamos en el inodoro. Estos son:

  • Evitar el sedentarismo: Es precisamente el estilo de vida sedentario una de las causas más habituales de este problema. Es por ello que se recomienda caminar una hora diaria o practicar cualquier tipo de actividad que active la circulación sanguínea y que, además, mueva los intestinos.
  • Alimentación: En lo relativo a la alimentación, mejor evitar aquellos alimentos picantes y/o con una cantidad de grasas elevada pues hacen que se produzca una gran sensación de malestar en el ano y alrededores. También resulta recomendable optar por aquellos ricos en fibra para favorecer la evacuación y evitar el estreñimiento. Para ver la dieta para hemorroides haz click aquí.
  • Hidratación: Los expertos recomiendan beber al menos dos litros de agua diarios para mantener un buen estado de salud. Esto significa también que es necesario para ir correctamente al baño. El agua hidrata nuestros órganos, permitiéndoles funcionar correctamente. Además, esa hidratación es esencial para que nuestras heces sean más blandas y se expulsen con mayor facilidad.

Existen también una serie de remedios naturales efectivos para hemorroides que se pueden realizar en casa y que ayudan de forma notable a aliviar los síntomas.

  • En primer lugar, los baños de asiento, en los que se sumerge la zona anal en agua tibia durante 15 minutos, ayudan a reducir de manera considerable el dolor; la sensación de alivio es prácticamente instantánea.
  • En segundo lugar, es recomendable aplicar tratamientos fríos sobre la zona anal, lo cual reduce la inflamación y el dolor propios de esta patología. Basta con colocar varios cubos de hielo envueltos en un paño de algodón limpio y colocarlos sobre el área tres o cuatro veces al día.
  • Y, en tercer y último lugar, a la hora de ir al baño, mejor evitar el papel higiénico porque puede empeorar el pronóstico. Resulta más conveniente limpiar la zona con una esponja y agua, dando suaves toquecitos; luego se debe secar con una toalla de algodón.

Fármacos y medicamentos efectivos contra el dolor y el picor hemorroidal

Eliminar dolor por hemorroides

Para seguir un tratamiento médico a base de fármacos y pomadas para las almorranas es esencial acudir a un médico especialista para que realice un diagnóstico adecuado y establezca un tratamiento para el mismo en función de tus circunstancias particulares.

Por lo general, los fármacos para aliviar el picor de hemorroides y acelerar el proceso de curación se puede prescribir un medicamento en formato pomada, supositorios o comprimidos.

  • Pomadas o geles: En un alto porcentaje de casos el médico especialista recomienda la aplicación de pomadas, ungüentos, geles y fármacos en este formato tópico. Al aplicarse de forma directa en la zona anal, resultan muy efectivos para aliviar el dolor hemorroidal. Se pueden utilizar tanto en caso de padecer deformidades venosas externas como internas. En este segundo punto, es necesario introducir con cuidado una cánula higienizada en el ano y apretar para que la pomada pueda introducirse en el canal anal. Algunas de las pomadas más extendidas son Ultraproct y Xifen aunque hemos de decir que las hay a pares, cada una de ellas con una formulación diferente que se enfoca en la recuperación del paciente reduciendo unos u otros síntomas.
  • Supositorios: Otro de los formatos de los medicamentos efectivos contra el dolor y el picor hemorroidal son los supositorios. Ayudan a detener las hemorragias, al mismo tiempo que alivian la picazón y la comezón. Además, aceleran el proceso de cicatrización. Por lo general, la dosis de aplicación recomendada es de un único supositorio por vez durante entre dos y tres veces al día; su administración se realiza justo después de defecar y de limpiar adecuadamente la zona anal. Algunas de las balas más habituales son Procto Glyvenol, Ultraproct y Salofalk.
  • Comprimidos antihemorroidales: En algunos casos el médico prescribe comprimidos. Otros de los medicamentos más ampliamente extendidos en este formato son Sies y Daflon. Ambos mejoran de forma notable la circulación y reducen la inflamación. Además, en muchos casos tienen un efecto laxante, facilitando la evacuación y disminuyendo los síntomas a nivel general. En líneas generales, se toma un comprimido acompañando a las tres comidas principales del día.
  • Antiinflamatorios: Por supuesto, y al igual que los utilizamos en muchas otras circunstancias, los antiinflamatorios también son adecuados si se padece un cuadro hemorroidal. Puedes aliviar el dolor de las hemorroides con Ibuprofeno aunque lo ideal es que consulten primero si este es compatible con el tratamiento específico que hayas empezado.

Mejores remedios caseros y naturales para aliviar el dolor de almorranas

Ajo como remedio natural para el dolor de almorranas

En aquellos casos de inflamación de las venas hemorroidales con dolor insoportable, es conveniente acompañar los diferentes tratamientos médicos que existen con remedios caseros, elaborados con ingredientes 100% naturales.

  • Manzanilla: Es una de las plantas naturales con mayor número de propiedades curativas. La manzanilla es uno de los antiinflamatorios más efectivos que existen, de modo que resulta muy eficaz para aminorar el dolor de las hemorroides. Uno de los remedios caseros que mejor funcionan es el de tomar un baño de asiento, tal y como antes comentábamos, de infusión de manzanilla. Sólo hay que preparar una infusión de manzanilla con tres litros de agua y, cuando se enfríe, remojar la zona anal en ella.
  • Ajo: El ajo es un ingrediente que ayuda a fortalecer la vascularización intestinal, aliviando el dolor y la comezón. Se recomienda tomar un diente de ajo al día para disfrutar de todas sus propiedades que, por otro lado, van mucho más allá de la mejora de este cuadro sintomatológico.
  • Aloe vera: Es uno de los remedios caseros más sencillos y efectivos para mejorar los síntomas de esta dolencia. Sólo hay que abrir una hoja de esta planta y aplicar el líquido que hay en su interior en la zona anal. Debe hacerse después de evacuar y de limpiar adecuadamente el área.
  • Acelgas: Las acelgas son grandes aliadas para combatir este problema de forma natural y sencilla. Sólo hay que comprar un manojo de acelgas frescas, lavarlas bien y dejarlas enfriar en la nevera. Luego se aplican varias hojas en la zona afectada tres o cuatro veces al día. Sin duda, un remedio casero que proporciona un alivio instantáneo de las molestias.
  • Patatas: Las patatas disminuyen la sensación de ardor y reducen la inflamación. Para realizar y aplicar este remedio casero sólo hay que rallar una patata, envolverla en un pañuelo de papel y aplicar en la zona anal, previamente limpia y seca. Es muy sencillo pero que resulta de gran ayuda para hacer más llevaderos los síntomas.

Estos son los remedios caseros que mejor funcionan para paliar el dolor. Se elaboran con ingredientes naturales que se pueden encontrar en cualquier cocina y aportan resultados muy beneficiosos, aliviando de forma notable el dolor y otros y acelerando el proceso de curación.


¿Es el dolor producido por esta enfermedad el peor de los síntomas? ¿Cual es tu truco o consejo que recomiendas para aliviarlo? Da a conocer tu experiencia, seguro que será de gran ayuda para los demás lectores.

Si te ha servido de ayuda, comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😉

Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【 DOLOR en HEMORROIDES 】¿Cómo acabar con el peor de los Síntomas?
Puntuación:
51star1star1star1star1star
¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 2 Media: 5]
Este artículo ha sido revisado por el equipo médico de Hemorroides.club

Comenta y participa

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: Hemorroides.Club
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y novedades
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos