Tipos de enfermedades anales o rectales

Para entender mejor las posibles enfermedades anales debemos conocer la anatomía y funciones principales del recto. Básicamente el ano es un orificio de la parte final del tubo digestivo, donde son expulsadas las heces y deshechos al exterior del cuerpo.

Este orificio es el extremo final del aparato digestivo, compuesto por el esfínter, el músculo que compone el ano, además, este está recubierto de mucosa, suele estas rodeado de una piel más fina y sensible que en el resto del cuerpo.

Anatomía y funciones del ano

Es cierto que muchas personas sienten vergüenza o pudor a la hora de hablar de algunas zonas del cuerpo humano, entre ellas el ano. Más allá de estos sentimientos, la zona anal es una zona más de nuestro cuerpo que tiene una función principal y muy importante, que es la de excretar o defecar los deshechos y heces producidos por el sistema digestivo y expulsarlos al exterior. Este conducto mide aproximadamente unos 2 cm de largo, llamado también canal anal.

Las partes principales que componen el canal anal son parte del intestino y la piel que lo rodea. Como hemos comentado, el recto o ano está compuesto por una pared de tejido con color rojo brillante que contiene mucosa, esta mucosidad tiene la propiedad de ser muy poco sensible al dolor aunque está rodeada de terminaciones nerviosas procedentes del ano y la piel que lo envuelve.

Respecto a la estructura venosa, decir que las venas procedentes del recto terminan en la vena porta, pasando por el hígado hasta la circulación general. Además, los vasos linfáticos que dispone el recto llegan hasta la parte baja del abdomen donde se encuentran los ganglios linfáticos. Y los vasos linfáticos del ano llegan hasta los ganglios inguinales de la zona de la ingle. En resumidas cuentas, esta es la estructura de venas, su origen y drenaje de la zona del ano y recto.

La zona anal dispone de un músculo en forma de anillo llamado esfínter, este es el encargado de mantener cerrado el orificio del ano para controlar de una forma subconsciente la defecación. Existen algunas patologías que producen una incontinencia fecal por culpa de la incapacidad del esfínter de permanecer cerrado a voluntad.

Tipos de patologías y enfermedades anales

Anatomia del ano y recto

Las enfermedades rectales en muchas ocasiones se agravan por la vergüenza que puede tener el paciente de hablar de ello, esto es un error, ya que si tenemos síntomas de dolor, sangrado, picor o molestias en general en la zona anal, cuanto antes se trate y se diagnostique la posible patología, los daños y la gravedad serán menores y por tanto la curación será más rápida y mejor. No temas de comentarle a tu médico o doctor la sintomatología que puedas sufrir en esta zona, ya que el paso del tiempo sin tratar puede originar males mayores, el ano es una zona como cualquier otra del cuerpo.

Vayamos a repasar todas y cada una de las enfermedades rectales que nos podemos encontrar:

Ano con hemorroides

Esta afección se debe a una inflamación de las venas del ano y recto. Las hemorroides o almorranas son unas almohadillas de tejido con mucosa que cuando se hinchan pueden causar dolor, picor, quemazón, malestar general y otros síntomas asociados a esta enfermedad anal, pueden ser internas o externas y en ocasiones producen sangrado. Algunas de las causas más comunes son el estreñimiento, embarazo, dieta y hábitos de vida poco saludables, diarreas crónicas etc.

Fisura anal

Las fisuras anales son heridas o desgarros en la zona del ano, esta patología causa mucho dolor al paciente que las sufre sobretodo en el momento de defecar, ya que las heces al pasar por zona dañada causan dolor agudo, además con peligro de que la zona pueda infectarse. Síntomas asociados a una fisura son sangrado, ardor, quemazón y dolor intenso. En algunas ocasiones esta enfermedad del ano puede confundirse en su diagnóstico con las hemorroides.

Prurito anal

El prurito del ano en muchas ocasiones tiene que ver con la higiene de la zona anal, al no limpiar la zona se produce picor con lo que conlleva a que el paciente rasque la zona aumentado aún más el picor, ya que este rascado hace que el prurito se agrave. Debido al picor y rascado intenso, la zona puede llegar a sangrar lo que conlleva a una infección.

Absceso anorrectal

Los abscesos en el ano son cavidades llenas de pus, estas cavidades pueden llegar a romperse inundando la zona del recto de este material purulento, agravando así esta enfermedad. Debido a la infección los síntomas más habituales son dolor, fiebre, estreñimiento, ardor, pequeño bulto de color rojo en la zona, escalofríos, cansancio y malestar general.

Cáncer anal

Esta enfermedad se cataloga como grave, este tipo de cáncer se produce en las células de la piel que rodean al ano o el recto también conocido como canal anal. Algunos síntomas de esta patología pueden verse parecidos a otras dolencias de menor gravedad, es por ello que siempre se debe acudir al médico para que pueda diagnosticar que tipo de enfermedad anal es y descartar posibles complicaciones. Este cáncer es un carcinoma de células escamosas.

Fístula anorrectal

Las fístulas perianales son en muchos casos la consecuencia de un absceso anal después de su drenaje aunque otras veces las causas son una incógnita. Son canales infectados con material purulento normalmente dolorosos. Pacientes que sufren de enfermedades inflamatorias del intestino como la enfermedad de Crohn tienen más probabilidades de padecer fístulas anales.

Proctalgia Fugax: Síndrome del elevador del ano

Este tipo de dolencia es básicamente en un dolor agudo en el recto debido a espasmos del músculo llamado elevador del ano. Si nos referimos a proctalgia fugaz hablamos de dolores pasajeros y breves. Este tipo de dolencia son de corta duración, no más de 20 minutos pero si intensos. Otro síntoma característico es que el paciente siente que si expulsa gas o defeca aliviará estos dolores aunque no es así. Para los casos graves de esta enfermedad del ano los dolores duran varias horas y la frecuencia aumenta.

Condilomas anales

Este tipo de patología se basa en la infección de la piel y del canal anal por culpa del virus llamada papiloma humano. Sus complicaciones pueden ser varias pero si no se trata con presura puede desembocar en un cáncer anal. El 95% de los casos de contagio de condilomas anales es debido a la práctica de sexo anal. Por tanto es indispensable el uso de preservativos en estas prácticas sexuales para no padecer de esta dolencia. Los síntomas más habituales son lesiones en forma de coliflor, rugosas, pequeñas, rosadas o blanquecinas en la zona anal.

Enfermedad pilonidal

Esta surge debido a una infección de la piel por culpa de un pelo en la zona del glúteo, más concrétamente en la zona superior del surco intergluteal. Esta afección tiene mayor interacción en hombres con edades jóvenes, que tienen velo en abundancia aunque en ocasiones también afecta a mujeres. Un pelo empieza a crecer hacia el interior de la piel, este forma un hueco en el cual se sitúa el pelo. Esta cavidad se le llama quiste pilonidal, en ocasiones es asintomático pero cuando se infecta toma el nombre de absceso pilonidal y requiere de operación en casos graves.

Proctitis

Este tipo de enfermedad del ano es debido a una inflamación de la pared del recto. Las causas de esta dolencia son muy variadas aunque puede ser debido a infecciones internas, por la enfermedad de Crohn o por transmisión sexual. La proctitis causa dolor aunque en ocasiones esta es indolora. Los casos de infección se solucionan mediante la toma de antibióticos.

Prolapso rectal

Esta patología básicamente es la salida al exterior del recto a través del orificio anal, no suele producir dolor alguno. Es más común en personas que han realizado algún esfuerzo intenso y que no estén acostumbradas a realizarlo. Hay casos en los que el prolapso rectal se da en niños o bebés y en la mayoría de ellos se soluciona sin recurrir a una operación quirúrgica. En personas adultas se cura mediante operación. En mujeres, cuando el prolapso se introduce hacia la vagina se le llama rectocele siendo bastante doloroso.

Esfínter anal dañado

El músculo encargado de controlar la salida de heces por el ano puede ser dañado por diversos motivos, traumatismos, sexo anal etc, este daño provoca al paciente flatulencias, incontinencias fecales, estreñimiento crónico o ano patuloso o entreabierto, este último solo en casos más graves de daños en el esfínter.

Ano imperforado

Esta enfermedad de la zona del recto recibe varios nombres, como atresia rectal, anal o atresia anorrectal. Es una enfermedad denominada rara, ya que solo la padecen 1 de cada 5000 personas. Es una patología de origen congénito que básicamente es que el ano no está unido al recto. La solución al ano imperforado es la cirugía.

Estenosis anal

La estenosis anal o estegnosis anal, pasa cuando el orificio del ano tienen un estrechamiento en la abertura. Este problema es sencillo de arreglar ya que mediante formas de dilatación o recurriendo a la cirugía se soluciona de forma relativamente sencilla.

Tipos de diagnósticos de las enfermedades del ano

Colonoscopia diagnostico enfermedad anal

Cuando nos referimos a los diferentes métodos de diagnóstico para detectar las patologías anales hablamos de las técnicas y distintas formas de poder saber que enfermedad anal sufre el paciente en cuestión. Dependiendo de los síntomas y antecedentes que presente la persona que acude al médico, estos procederán a realizar una o varias pruebas para conocer que enfermedad anal en concreto es, y así actuar en consecuencia para tratarlas de forma efectiva.

Los métodos de diagnóstico más habituales son:

Anoscopia

Con la anoscopia el médico especialista puede ver el interior del recto fácilmente, desde el ano hasta la parte baja del recto. Con esta prueba el doctor puede localizar muchas de estas enfermedades relacionadas con esta zona del cuerpo y así actuar en consecuencia. Se utiliza un anoscopio que no es ni más ni menos que un pequeño tubo de 4 cm de diámetro y no más de 10 cm de largo, para poder llegar a las zonas antes mencionadas.

Colonoscopia

Este método diagnóstico permite poder ver la zona del intestino grueso. Las herramientas usadas por los especialistas se les conoce como endoscopios, estas llevan una cámara incorporada en su punta para poder visualizar el interior del recto hasta el intestino grueso. Se puede localizar zonas inflamadas, úlceras, fístulas etc. Con la colonoscopia se permite observar la zona del colon. Muy utilizada para diagnosticar la enfermedad de Crohn.

Radiografía del tracto gastrointestinal

Esta técnica innovadora consisten en visualizar mediante una radiografía en tiempo real conocida como fluoroscopia y utilizando material de contraste para poder ver el esófago, estómago e intestino delgado. Este tipo de radiografías son seguras y nada invasibas.

Tacto rectal

Es la forma más sencilla de poder diagnosticar alguna enfermedad rectar, el médico realiza un examen físico directamente con su mano. Se introduce un dedo en el ano para poder tocar las paredes del recto y así conocer el estado del mismo buscando síntomas patológicos que puedan destapar alguna enfermedad u otra.

¿Conocías todas las clases de enfermedades que podemos padecer en la zona anal? ¿Has sufrido alguna? Cuenta tu experiencia, dudas o consejos para ayudar al resto de la comunidad 

Si te ha servido de ayuda comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😃

¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 1 Media: 5]
Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【ENFERMEDADES del ANO】¿Conoces todas las patologías del Recto?
Puntuación:
51star1star1star1star1star
Únete al CLub y di adiós a las hemorroides para SIEMPRE!

No spam guarantee.

Comenta y participa