Fistula anal o perianal ¿Que es y como se trata?

Las fistulas perianales son una comunicación anormal entre el conducto anal y la piel perianal, es un proceso infeccioso crónico que en su etapa aguda fue un absceso anal. Las fistulas anales las podemos clasificar en simples y complejas.

En las simples se identifican el orificio de entrada y de salida. En las fistulas complejas son las que presenta una mayor dificultad terapéutica debido a que implican riesgos de recurrencia o desarrollo de incontinencia.

¿Que son y como se forman las fistulas ano-rectales?

El proceso inicial anterior al desarrollo de una fistula anal es un absceso anal, que se forma por la obstrucción de una glándula anal. El drenaje espontaneo o quirúrgico del absceso anal permite la mejoría de las molestias pero no necesariamente la curación del proceso infecciosos en la glándula anal. Al persistir en forma crónica infectada la glándula anal forma el trayecto fibroso hacia la piel que es finalmente la fistula anal.

Normalmente esta enfermedad se forman entre dos órganos, por ejemplo, entre vasos sanguíneos , arterias y venas o en el intestino. Su localización más común es en la zona alrededor del ano, lo forma dos orificios, uno de salida o externo en el ano y otro interno o de entrada dentro del recto. Estos orificios están comunicados entre si, aunque a su alrededor pueden aparecer trayectos fistulosos que no están unidos a estos orificios centrales.

Tipos de fistulas

Existen 4 tipos según su localización:

  • Interesfintéricas: Son aquellas que atraviesan el esfínter interno
  • Transesfintéricas: Estas atraviesan tanto el esfínter interno y externo
  • Supraesfintéricas: Su localización se encuentra por encima del esfínter externo
  • Extraesfintéricas: Se refiere a las fistulas que no atraviesa, sino que van por el exterior del esfínter
  • En forma de herradura: Son aquellas que tienen un trayecto primario y varios comunicantes entre ano y glúteo
  • Dobles y Triples: Existen 2 o más orificios principales y varios trayectos secundarios más

¿Que población corre el riesgo de padecerlas?

Realmente cualquier persona puede ser afectada por una fistula perianal, sin embargo es más frecuente en varones entre los 30 y 40 años de edad, con una incidencia de 12,3 por 100.000 habitantes o un 30% para adultos de 40 años de edad. En niños, esta enfermedad está asociada a la presencia de enfermedades inflamatorias intestinales como la enfermedad de Crohn. Aunque estadísticamente afecta más a hombres, las mujeres también pueden padecerla y no deben de descuidar las revisiones habituales a su médico.

¿Que causas son las que provocan la aparición de fistulas anorrectales?

Tratamiento y diagnostico de fistulas anales endoscomia

Como ya hemos visto, el principal origen de esta enfermedad es la inflamación e infección de las glándulas que hacen que el canal anal esté lubricado, estas glándulas debido a su inflamación impiden el paso de gérmenes y microorganismos hacia el exterior provocando la infección, a continuación se forma el absceso anal y una acumulación de material purulento.

De forma natural o mediante cirugía, los abscesos se drenan, quedando la zona limpia y libre de infecciones. Este tratamiento permite eliminar en parte la fistula del ano, ya que el trayecto fistuloso puede llegar hasta zonas más interiores, pasando por músculos, esfínteres y otros órganos internos, en el caso de las mujeres, llegando hasta la vagina en casos extremos.

Otras causas minoritarias que las forman:

  • Enfermedad de Crohn
  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Sexo anal
  • Traumatismos
  • Tuberculosis
  • Cáncer
  • Diabetes
  • Sistema inmunitario debilitado VIH

Principales síntomas de la enfermedad de fistula perianal

En muchas ocasiones los pacientes que padecen esta enfermedad presenta un cuadro clínico asintomático, sobre todo si esta aparece en zonas lejanas a la zona anal. Generalmente existe el antecedente de un absceso anal aunque no siempre es percibido así por el paciente ya que en algunas ocasiones drenan espontáneamente quitándose casi por completo las molestias.

Los principales síntomas que presenta esta enfermedad son:

  • Secreción intermitente de material blanco u amarillo en el ano
  • Dolor agudo
  • Comezón anal
  • Sangrado escaso y oscuro
  • Aparición de pus
  • Si existe infección aparece la fiebre
  • Picor y escozor
  • Malestar general

¿Como se diagnostica las fistulas del ano?

La exploración física es fundamental ya que se debe observar el orificio externo de la fistula anal, el cual es el punto de inicio para determinar que trayecto sigue la fistula y si es simple o compleja. En caso de que no se pueda determinar el trayecto, se debe recurrir a estudios de imagen dentro de los cuales el que nos da mayor precisión es el ultrasonido endoanal o endoscopio. El diagnostico lo debe realizar personal sanitario especializado, en este caso será en médico coloproctólogo el encargado de estudiar el caso.

En una primera inspección, el doctor en ocasiones sacará secreciones a través de la fistula para comprobar si existe pus y su cantidad, para conocer el grado de infección que hay. Cuando no es posible localizarla a simple vista o incluso se hace difícil si¡u localización por endoscopia el médico puede recurrir a solicitar una ecografía para asegurar el trayecto fistuloso.

Tratamientos y tipos de cirugías para curar las fistulas anales

Fistulas anorrectales

Esta enfermedad anal o rectal requiere del tratamiento quirúrgico en todos los casos, no existe medicamentos que puedan curarla o remedios alternativos que las mitiguen y las eliminen. Es muy frecuente que los pacientes lleguen a la consulta de especialidad tratados con antibióticos los cuales lo único que van a hacer es crear resistencia a gérmenes y enmascarar por unas semanas las molestias para posteriormente seguir con los mismos síntomas.

Es cierto que síntomas como el dolor, fiebre o malestar general pueden ser tratados con medicamentos tipo paracetamol, pero si lo que se quiere es eliminar de raíz se debe recurrir a una operación quirúrgica en todos los casos. Para que durante la operación se aparezcan complicaciones, la infección debe ser elimina previamente a la intervención mediante antibióticos recetados por el médico. Cierto es que existen riesgos en este tipo de operaciones, ya que en fistulas que atraviesa el esfínter, si no se realizan con destreza pueden provocar incontinencia fecal perenne.

Cuando el doctor se dispone a realizar las distintas incisiones aplicando las técnicas que haya creido oportuno para curar esta afección, es muy habitual que en el trascurso de la operación se cambie de técnica debido a la aparición de nuevos canales o trayectos purulentos en el interior del ano o recto, siempre teniendo la máxima de que la seguridad e integridad del paciente es lo más importante. Existen diversos tipos de operaciones, a continuación mostramos las más comunes.

Fistulectomía

Esta técnica quirúrgica se realiza con anestesia local en un gran número de casos, suele ser el operaciones con fistulas complejas. Estas operaciones son algo más complejas ya que en muchos casos se deben de realizar distintas reparaciones como esfínteres rotos, inserción de injertos en zonas muy castigadas y en casos muy extremos se coloca un ano en forma artificial. Esta operación suele tardar entre media hora y una hora y media.

Fistulotomía

Hablamos de fistulotomía cuando la operación es intervenida en situaciones más simples y menos complejas que cuando usamos una fistulectomía. El especialista hará ciertas incisiones en la piel y zonas musculares del esfínter tratando de hacerlas del modo que su cicatrización sea lo más rápida posible.

Postoperatorio

El tiempo de recuperación de una operación de estas características dependerá de ciertos factores como la complejidad de la misma, la profundidad en la cual se haya intervenido, la técnica usada y el tamaño de los canales fistulares operados. Como norma general el postoperatorio llevará un tiempo medio de un mes aproximadamente en el caso de que se haya realizado una fistulotomía, hasta que la herida cicatrice en su totalidad. En el caso de una fistulectomía el tiempo es algo mayor, un mes y medio de media para una recuperación total y que el paciente puede recuperar su vida normal.

¿Has sufrido alguna vez de algún tipo de fistula anorrectal? Puedes exponer tus dudas, comentarios o consejos para así, poder ayudar a más miembros de la comunidad, entre todos ayudamos más!

Si te ha servido de ayuda comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😃

¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 1 Media: 5]
Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【FISTULAS ANALES】¿Que son y como curarlas?
Puntuación:
51star1star1star1star1star
Únete al CLub y di adiós a las hemorroides para SIEMPRE!

No spam guarantee.

Comenta y participa