Tipos de infecciones en el ano y recto ¿Cuales son los tipos y las causas que la provocan?

En esta ocasión venimos con un post más general donde podrás saber mucho más sobre todos los tipos de infecciones en el ano y recto. Daremos un repaso a los virus, bacterias, parásitos y todo tipo de infecciones propios de esta zona.

Si bien es cierto que los orígenes de esta afección son muchos y variados, trataremos de dar la mayor profundidad posible para que podamos tener un conocimiento de las causas que producen esta enfermedad así como los tratamientos para cada una de ellas.

Infección e infestación, iguales pero diferentes

Si nos ceñimos a la definición de infección vemos que es un concepto que significa la invasión y proliferación de cualquier agente patógeno en nuestros tejidos. El objetivo de estos agentes es únicamente la reproducción. También se denomina infección a la enfermedad que la invasión produce. Los organismos causantes de estas son virus, bacterias, protozoos, priones y la mayoría de hongos.

Por otro lado, nos encontramos con la infestación. Este concepto comparte con el anterior la existencia de una invasión y proliferación por parte de agentes patógenos. Sin embargo, en este caso hablamos de parásitos, que se reproducen en nuestros tejidos para sobrevivir a nuestra costa. Nos infestan los parásitos macroscópicos, es decir, los que somos capaces de ver sin necesidad de microscopio (ladillas, gusanos, piojos…).

Aclarado esto, para conocer los tipos de infecciones en el ano y en el recto, y también las infestaciones, no tenemos más que aplicar esta definición a la zona ano-rectal y comprobar cuáles son las patologías que se crean y desarrollan a causa de estos agentes.

Causas y tipos de infecciones en la zona del ano y recto

Tipos de Infecciones en la zona del ano y recto

Dado que esta zona debido a su anatomía y función, tiene mayor probabilidad de sufrir este tipo de dolencias, es bueno conocer los tipos y clasificaciones que podemos encontrarnos respecto al tema que estamos tratando en este post, las infecciones.

Infección anorectal por virus

Es aquella en la que nos hemos contagiado de algún virus, que no es otra cosa más que una unidad infecciona recubierta que infecta nuestras células.

VPH

El Virus del Papiloma Humano es quizás el ejemplo más conocido por la sociedad. Se trata de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) cuyo principal síntoma es la aparición de verrugas en la zona anogenital (condilomas acuminados). También puede darse hemorragia, comezón o secreción de moco, aunque esta sintomatología es muy poco común.

El principal problema de esta enfermedad es que es silenciosa. De hecho, aquellas personas que no sufren de verrugas pero están infectadas pueden llegar a desarrollar cáncer cervical, de vulva, pene, vagina, ano e incluso garganta y boca. En este caso, el virus de denomina de alto riesgo.

Por otro lado, es esencial destacar que el VPH no tiene cura, sino que, una vez padecido, puede quedar aletargado durante largos períodos de tiempo. El de alto riesgo se puede tratar para que no llega a convertirse en un cáncer. Así, mismo, existen vacunas que nos protegen de por vida frente a algunos tipos de VPH, pero no todos; de aquí que la precaución sea absolutamente necesaria.

El contagio se da por contacto directo si la vagina, la vulva, el ano, el pene o el cuello uterino contactan con boca, garganta o genital de una persona infectada.

VHS

El virus del herpes simple es un herpes anorrectal o genital. Su contagio se da por contacto directo de mucosas o secreciones contaminadas por el agente. Su sintomatología es amplia, incluyendo parentesias (sensación de frío o calor o cosquilleo) genitales, erosión y posterior ulceración de vesículas, escoriación, forúnculos, eritema en la vulva, lesiones generales en la zona, mialgia, fiebre, cefalea, dolor al palpar y malestar general.

Los brotes suelen ser menos severos, presentándose quemazón, escozor y prurito. Como el anterior, tampoco tiene cura definitiva y es recurrente en la mayoría de personas, padeciéndolo de manera intermitente a lo largo de toda la vida, al igual que vemos que ocurre cuando nos sale, por ejemplo, cerca de los labios.

Esta enfermedad puede tener complicaciones graves, que van desde meningitis aséptica hasta retención urinaria, pasando por otras tan diversa como las lesiones, infecciones, a su vez, por bacterias, desarrollo del eritema e incluso se han visto episodios de aborto espontáneo en mujeres durante el primer y segundo trimestre de embarazo.

Infecciones anorectales por bacterias

Se dan cuando una bacteria entra en contacto con zonas que favorecen su desarrollo. Por lo general, una infección en el ano o el recto por bacteria se da porque, simplemente, tenemos una gran debilidad en la piel, o directamente una herida, y la bacteria llega a penetrar en su interior, desarrollándose en ella. La más conocida será, quizás, el estafilococo, que se encentra en otras muchas zonas de nuestro cuerpo, donde también puede reproducirse si tenemos heridas.

Esto es, acercamos a una fisura en el ano cualquier agente de este tipo que se encuentre en nuestras manos, en ropa de hogar o incluso en las heces y, directamente, la bacteria se aloja en ella. Cuando se padece nos encontramos con pus y otro tipo de secreciones, aumento del dolor durante los esfuerzos y aparición de este en momentos de calma y fiebre principalmente. Sin embargo, sí existen enfermedades o patologías no relacionadas con infección de heridas.

Clamidia

Es otra enfermedad de transmisión sexual que se contagia por contacto de las mucosas de la vagina, el ano y el pene con alguien infectado. También se puede contagiar de madre a hijo en el parto.

Es una de las infecciones en el ano que puede que no presente ni un solo síntoma, lo cual hace que no nos demos cuenta e infectemos al resto. Sin embargo, sí existe una sintomatología que puede darse. Esta incluye dolor, ardor, secreción y sangrado del recto.

Expandida a los genitales, nos encontramos con un flujo vaginal anormal, manchado vaginal, dolor al tener relaciones sexuales, ardor, dolor en la parte baja del abdomen, fiebre o náuseas en el caso de las mujeres, y secreción por el pene, picazón, ardor, inflamación y dolor testicular.

Si la enfermedad, con infección genital se complica, la mujer puede sufrir daños en el sistema reproductor (si la bacteria alcanza las trompas de Falopio o el útero), llegando incluso a sufrirse un embarazo ectópico, con el óvulo implantado fuera de lugar. Los hombres son menos propensos a sufrir complicaciones pero puede llegar a darse infertilidad si se infecta el epidimio, que es el tubo de traslado de los espermatozoides.

Dermatitis perianal

Aunque es común que se dé en niños, cualquier adulto es susceptible de padecerla. La bacteriana que la provoca se encuentra en otras partes de nuestro cuerpo, como la garganta o la piel, de ahí que hayas escuchado e incluso padecido de dermatitis convencional en brazos, piernas, genitales o boca.

Los síntomas que acompañan esta patología son heces con sangre, picazón en el ano y otras molestias, dolor al defecar y piel agrietada.

Infección anorectal producida por hongos

Infeccion escherichia Coli en la zona ano genitales

Tener hongos en el ano es bastante más común de lo que pueda parecer. Aunque los hay de varios tipos, la mayoría presentan misma sintomatología y tratamiento. El más destacado es la Candida albicans.

Candidiasis

Puede darse en otras zonas de nuestro cuerpo y se trata del excesivo crecimiento en nuestro organismo, en este caso en la zona anal y también rectal, de dicho hongo.

La sintomatología de este padecimiento micótico incluye escozor o picazón, inflamación de la zona, enrojecimiento, piel rugosa y/o con escamas, ampollas y molestia al defecar.

Se contrae por contagio directo pero también podemos tener un brote si el hongo se encuentra en nuestro organismo en estado latente y nuestro sistema inmune se altera (estrés, deficiencias, etc).

Infestación (por macroparásitos)

Como hemos comentado, una infestación bien podría definirse como una infección producida por macroparásitos. El ano puede verse afectado por una parasitosis de tipo intestinal por la que ciertos tipos de gusanos pueden alojarse en nuestro interior. La especie que albergamos más comúnmente es el oxiurus aunque no es la única.

Oxiuriasis

La lombriz accede a nuestro organismo después de que la hayamos ingerido, ya sea tocándonos la boca con las manos impregnadas en sus huevos, por haberlos tomado, directamente, en un alimento, o simplemente al caer y posarse sobre cualquier cosa.

Si padeces prurito, molestias, sensación de movimiento en la zona, picor y problemas relacionados con el sueño es posible que tengas alojada una familia de helmintos en tu interior. Estos son los ejemplos más conocidos y característicos, si bien, está claro que existen otras patologías asociadas con estos patógenos. Obviamente, tenemos que la causa de cualquiera de estos padecimientos es la presencia de los organismos que nos invaden. Sin embargo, su presencia también tiene una causa propia.

En este caso, nos podemos encontrar con una gran cantidad de factores causantes de la aparición de cada uno de los tipos de microorganismos y macrorganismos invasores en nuestro recto y ano:

  • Contagio por contacto directo
  • Por ingesta del agente
  • Por multiplicación y expansión
  • Por debilidad inmunitaria
  • Malas condiciones higiénicas
  • Estrés
  • Aparición de heridas (fístulas, fisuras, abscesos) que favorecen el desarrollo y multiplicación de estos

Tratamientos y remedios para curar este tipo de infecciones

Como podrás imaginar, los tratamientos para las infecciones anales y rectales son tan variados como el agente que las produce. Aun así, podemos comentar tratamientos generales y específicos según los tipos:

Tratamientos por virus

El tratamiento del tipo de infección anal por virus es la ingesta o inyección de antivíricos. Para los casos mencionados:

  • El VPH ya hemos comentado que no se puede tratar, aunque sí lo haremos con los problemas de salud que supone padecerlo, tanto verrugas como cánceres.
  • Con el VHS ocurre lo mismo, si bien, sí trataremos las llagas, ulceraciones, eritemas y demás síntomas que aparecen usando fármacos cicatrizantes y otros como el aciclovir, que se aplica incluso por vía intravenosa. También se aboga por unas prácticas que mejoren nuestro sistema inmunitario.

Por bacterias

  • Infecciones en heridas: El tratamiento es sencillo y pasa por limpiar adecuadamente la zona, manteniéndola libre tanto de secreciones como de más bacterias (agua y solución jabonosa, yodo, etc).
  • Contagio de bacterias: En este caso, hay que tratar cada bacteria de forma individual. La clamidia ya hemos comentado que no tiene cura total; usaremos antibióticos del tipo doxiciclina o la azitromicina. La dermatitis se trata con antibióticos en solución oral o tópica.

Por hongos

Los hongos se tratan efectivamente con supositorios si existe contagio en el canal rectal y con pomadas si sólo se presentan en la zona del ano y los glúteos. En ambos casos se toman antifúngicos por vía oral.

Se recomienda, además, empapar la zona con aceite de árbol del té o vinagre de manzana, untarnos aloe vera o ajo, mantener la zona limpia y seca, seguir una dieta que incluya alimentos para luchar contra esta levadura, controlar los niveles de azúcar, higienizar toda la ropa de hogar o directamente usar prendas que no se compartan.

Por macroorganismos

Existe tratamiento farmacológico totalmente efectivo por vía oral que debe tomarse en dos dosis y que se combina con acciones de limpieza y desinfección del hogar, así como correctas pautas de higiene.


¿Has padecido algún tipo de infección en la zona anal de los que hemos ido comentando? ¿Cuales fueron los tratamientos y remedios que tuviste para eliminarlos? Cuenta tu experiencia, dudas o consejos seguro ayudará a muchos más lectores!

Si te ha servido de ayuda, comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😉

Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【 INFECCIONES del ANO 】Tipos / Causas / Tratamientos
Puntuación:
51star1star1star1star1star
¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 5 Media: 3.8]
Este artículo ha sido revisado por el equipo médico de Hemorroides.club

Comenta y participa

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: Hemorroides.Club
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y novedades
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos