¿Que son las hemorroides internas? Descubre el mejor tratamiento que si funcionan

Las hemorroides se forman debido a la dilatación de las venas que se encuentran alrededor del orificio anal. Más en detalle, se trata de un grupo de vasos sanguíneos anómalos, cuya ramificación es similar a la de pequeños arbustos y que se encuentran bajo el revestimiento del ano y debajo de la piel de esta región.

Vamos a repasar las características más importantes y relevantes que merecen la pena conocer para poder reconocer, tanto los síntomas, causas, remedios, tratamiento y cuidados necesarios para aliviar y desparecer las almorranas que se encuentra en el interior del canal anal.

¿Que son y como se forman las hemorroides internas?

Las varices que se forman en el interior del canal anal se llaman hemorroides internas, y también pueden ocurrir como resultado de un embarazo o un estreñimiento crónico, o el esfuerzo excesivo y prolongado en la defecación.

Esta condición puede desarrollarse con mayor frecuencia en las personas que pasan mucho tiempo de pie o sentados. De hecho, sin la contracción de los músculos de la región anal, la sangre tiende a estancarse en las venas ejerciendo así presión sobre sus paredes. Si las venas se dilatan demasiado, las válvulas semilunares presentes en ellas ya no podrán cerrarse. Esta insuficiencia de la válvula compromete la correcta circulación de la sangre que luego se acumula y amplía aún más las paredes de las venas, que a su vez se transforman en venas varicosas.

Cuidado en no confundir las hemorroides con las fisuras anales, que son más bien pequeñas pero profundas laceraciones de la piel alrededor del ano. Estas micro-grietas, causadas en su mayoría por heces duras y voluminosas, pueden dar lugar a un dolor intenso asociado con el sangrado.

Tipos de hemorroides

  • Las hemorroides internas se desarrollan dentro del canal anorrectal (es decir, después del recto, en los últimos tres centímetros del tubo digestivo), no son visibles a simple vista y son a menudo asintomáticas
  • Las hemorroides externas son visibles fuera del ano a causa del prolapso. Están cubiertas con una piel sensible y se presentan como protuberancias duras y a veces dolorosas

Grados de las hemorroides o almorranas

Tipos de grados hemorroides

Dependiendo de la gravedad y el estadio que se encuentren tanto las hemorroides internas o externas, nos podemos encontrar con diferentes grados de gravedad, siendo sus síntomas diferentes entre ellos y agravándose a mayor número de grado.

Grado I

En esta fase las hemorroides son internas, pueden causar sangrado durante la defecación, pero son generalmente sin dolor.

Grado II

En esta etapa todavía se considera que son hemorroides internas, pero tienden a salir del ano (prolapsar) durante la defecación, para luego regresar espontáneamente.

Grado III

Las hemorroides prolapsan durante la defecación de manera espontánea, y deben ser reposicionadas manual y suavemente dentro del ano.

Grado IV

Las hemorroides ya no pueden volver a colocarse dentro del ano y permanecen de forma estable en el exterior del mismo. El síntoma de dolor puede aparecer de forma aguda.

Volviendo específicamente a las hemorroides internas, hay que decir que encontrándose por debajo de la mucosa y en el interior del canal anal, difícilmente pueden ser reconocidas a través de una simple inspección digital, a menos que estemos en presencia de trombosis.

Sin embargo, cuando estas venas dilatadas se encuentran dentro del recto durante mucho tiempo, pueden aumentar en volumen y empezar a sobresalir del ano, hasta el punto de llegar a ser visibles y reconocibles. En este caso se habla de “hemorroides internas prolapsadas“.

¿Que síntomas tienen las hemorroides internas congestivas?

Los síntomas de las hemorroides internas suelen ser leves, pero a veces pueden dar origen a diversas molestias como dolor, picazón y sensación de ardor (especialmente en presencia de prolapso). El síntoma que ocurre con mayor frecuencia es la hemorragia, con sangre de un color rojo brillante que, en los casos más leves, también es el único elemento que puede hacernos sospechar de la presencia de hemorroides.

A continuación listamos los síntomas más habituales:

  • Pequeña inflamación en la zona del ano
  • Dolor en función del nivel o grado que padezcamos
  • Posible aparición de una especie de globo color rojo en la zona del ano
  • Picores, a veces muy abundantes y molestos, lo que hace que rasquemos la zona y se produzca mayor irritación
  • En casos muy grabes, obstrucción de la zona anal
  • Secreción de la mucosa anal tras utilizar el papel higiénico después de una hora de la defecación
  • Se puede observar restos de sangre en heces o papel higiénico
  • Sensación de acumulación de heces en nuestro intestino
  • Dolores intestinales
  • Sensación de no haber finalizado con una completa defecación
  • Hipersensibilidad del ano
  • Aparición de venas que sobresalen en la piel de la zona anal
  • Perdida o fuga de heces

¿Cual es el tratamiento más eficaz para curar las hemorroides internas?

En el intento de aliviar los síntomas asociados con las hemorroides internas, las personas que sufren de ello, a menudo utilizan cremas y supositorios específicos para combatir estas desagradables molestias. Es importante tener en cuenta que estos medicamentos pueden ser administrados para aliviar los síntomas de las hemorroides externas, pero son poco eficaces y útiles en el tratamiento definitivo para curar las hemorroides internas.

De hecho, la principal razón de la falta de eficacia de los medicamentos para uso local es que tanto las cremas como los supositorios han de ser aplicados directamente sobre el tejido inflamado y, a menos que no se trate de hemorroides internas prolapsadas, no se puede tratar adecuadamente la parte lesionada.

Si utilizamos un supositorio por ejemplo, este se deshace con el fin de liberar los ingredientes activos que, sin embargo, no consiguen ser completamente eficaces porque no logran llegar lo suficientemente en alto en las paredes del conducto anal.

Otra razón por la que no debes usar estos productos se debe a que, aunque en presencia de hemorroides internas prolapsadas, se puede intervenir directamente sobre la inflamación y hay una gran diferencia en los tiempos de respuesta entre la piel y las mucosas.

De hecho, la superficie de las hemorroides internas prolapsadas está hecha de mucosa, mientras que las hemorroides externas están hechas de piel. Cuando se utilizan estos fármacos sobre la piel de las hemorroides externas, solo una pequeña parte es absorbida en la sangre. En el caso de las hemorroides internas prolapsadas, los mismos medicamentos prevén una absorción de los ingredientes activos por parte de la sangre en un porcentaje mayor y pueden alcanzar niveles altamente tóxicos.

Las mayoría de las cremas y supositorios estudiados para el tratamiento local se hacen con corticoides. Su uso constante para las hemorroides internas lleva a la acumulación de esteroides en la sangre y el riesgo de efectos secundarios graves.

Por estas importantes razones, cuando aparecen los síntomas de las hemorroides, siempre es preferible depender de un tratamiento natural y fácil de usar, junto a la prevención como un aspecto fundamental para recuperar su bienestar físico.

¿Cómo curar las hemorroides internas?

Para obtener los máximos beneficios en el tratamiento de las hemorroides es esencial conocer las causas reales que se hallan detrás del origen de la patología. Con simples precauciones, como lo de cambiar los hábitos inadecuados y re-equilibrar la propia dieta, se pueden conseguir excelentes resultados y, finalmente, deshacerse definitivamente de las hemorroides internas.

Con el fin de remediar exitósamente las hemorroides internas, lo principal es actuar rápidamente y comenzar el tratamiento tan pronto como sea posible y así evitar el dolor interno de las tan desagradables hemorroides internas. Si, por alguna razón, no podemos ver a un médico desde un principio, necesitamos comenzar a tomar algunos pasos para empezar a curar estas molestas hemorroides internas.

Incidir y cambiar nuestra dieta, necesitamos aumentar drásticamente el consumo de frutas y verduras frescas, ya que este tipo de alimentos son altamente ricos en fibra facilitando pues, nuestra digestión y el tránsito intestinal. Al mismo tiempo, debemos prestar especial atención a no consumir alimentos picantes o astringentes bajo ninguna circunstancia, ya que ello agravaría nuestro problema. Cuando se trata de bebidas, debemos beber tanta agua como sea posible y eliminar por completo el consumo de bebidas alcohólicas y gaseosas, como los típicos refrescos azucarados.

Tratamientos no quirúrgicos para tratar las almorranas internas

Existen tratamientos que no requieren de una operación para tratar las hemorroides internas, veamos pues, cada uno de ello:

Ligadura con bandas elásticas de hemorroides internas

Es la aplicación de una banda elástica a nivel de la hemorroide lo que provoca estrangulamiento de los vasos hemorroidales que finalmente se necrosan y caen espontáneamente. Es la única técnica que puede fijar nuevamente el tejido hemorroidal al músculo y a la vez disminuir el volumen de la hemorroide hasta en un 80%. Riesgo de tener sangrado es de 8% a los 2 años. Todas estas técnicas son completamente ambulatorias, no requiere anestesia y lo más importante no provocan dolor.

Rayos infrarrojos para hemorroides

Mal denominada aplicación de rayo láser, ya que en realidad es la aplicación de rayos infrarrojos que provocan una quemadura y coagulación a nivel de inicio de vasos hemorroidales provocando la oclusión de los vasos y por consiguiente disminución de flujo vascular y de episodios de sangrado. Riesgo de tener sangrado es de 40% a los 2 años.

Escleroterapia de vasos hemorroidales

Es la aplicación de una solución de polidocanol a nivel de la mucosa anal por encima del pediculo de vasos hemorroides, provocando una oclusión de los vasos hemorroidales y por consiguiente cese de sangrado rectal. Riesgo de tener sangrado es de 15% a los 2 años.

¿Existe alguna operación para las hemorroides internas?

Operación para las hemorroides internas

Si hemos llegado a un límite y mediante tratamientos preventivos o de conservación no hemos podido reducir o eliminar las hemorroides internas, en muchas ocasiones la operación es la única salida que nos queda, por tanto el uso de la cirugía en la curación de las hemorroides internas congestivas es el único remedio para muchos pacientes. Este tipo de operación se le conoce en el argot médico como hemorroidectomía y es posible realizarla mediante 2 técnicas quirúrgicas distintas, de tipo abierto o Milligan-Morgan o de tipo cerrrado o técnica de Ferguson.

Operación de tipo abierto o Milligan-Morgan

Este tipo de técnica para operar las almorranas internas se realiza en la zona del plexo hemorroidal vascular, los cirujanos usarán unas pinzas quirúrgicas para la extracción, además utilizarán un bisturí eléctrico que se encargará de cortar el pedículo, que es la zona final del plexo vascular, unión con el ano. Un dato importante es que la herida producida por la operación no es suturada hasta última instancia

Operación tipo cerrado o técnica de Ferguson

Esta operación es muy similar a la anterior, la diferencia con la técnica Milligan-Morgan se basa en que la sutura de la herida tras la extracción de la hemorroide interna se realiza justo después de la extirpación de la misma, este método permite que se cierre en el interior del canal anal.

Es bueno saber que en ambos métodos, la operación necesitará de anestesia regional y sedación, y la estancia hospitalaria si no surgen ningún tipo de complicaciones no será mayor a un día. Digamos que operar las hemorroides internas se considera una cirugía menor y de fácil recuperación, normalmente los pacientes vuelven a su vida normal en unos 3 días tras la operación. Cabe tener en cuenta que toda operación trae sus riesgos y por tanto siempre se aconseja métodos más conservadores y sobre todo de prevención para evitar las posibles inflamaciones de hemorroides internas.

Si te has sentido indentificad@ con algunas líneas de este post, comenta y participa, entre todos ayudamos a más personas a solucionar este problema

Si te ha servido de ayuda comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😃

¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 3 Media: 5]
Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【HEMORROIDES INTERNAS】Causas / Síntomas / Tratamientos
Puntuación:
51star1star1star1star1star
Únete al CLub y di adiós a las hemorroides para SIEMPRE!

No spam guarantee.

Comenta y participa