Ligado de hemorroides con bandas elásticas ¿Qué es y cómo se realiza?

El ligado de hemorroides es un procedimiento médico que se utiliza en muchos países, principalmente en Estados Unidos, como tratamiento para solucionar un problema de venas hemorroidales que han terminado prolapsando con los esfuerzos. Sobre todo se utiliza cuando estas almorranas son tan molestas que no permiten llevar una vida normal para el paciente.

Lo que se hace, en esencia, es poner una liga de caucho en la base de la hemorroide, de manera que se corta la circulación sanguínea y esto provoca que la bultosidad resultante se seque. En aproximadamente una semana, la piel “muerta” se caerá y quedará una cicatriz donde antes estaba el prolapso. Vamos a ver este tipo de intervención con más detenimiento, sigue leyendo!.

¿En qué consiste el tratamiento de “Banding” para ligar las hemorroides?

La ligadura de hemorroides con banda elástica, más comúnmente conocida como “banding”, es un procedimiento que, como hemos dicho anteriormente, se usa para tratar las hemorroides que han aflorado al exterior, sin provocar sangrado anal y sin precisar de cirugía.

Consiste en poner una banda de goma mediante el uso de un aparato específico en la zona que se ubica encima de la vena hemorroidal, justo en la zona inmediatamente interior del recto o más arriba si la almorrana se descuelga varios centímetros dentro del canal.

El efecto que se produce sobre este trozo de piel es una necrosis de esa zona y posteriormente cae. Digamos que este procedimiento es similar al que se produce en el ombligo de los bebés recién nacidos tras cortar el cordón umbilical. Con el paso de los días, se crea una cicatriz o lo que se denomina, en términos médicos, una retracción cicatricial, que hace que la hemorroide vuelva a su posición inicial dentro de la zona del canal anal.

Con esta leve solución se consigue que el paciente ya no vuelva a sangrar por la zona y que las hemorroides no se prolapsen cada vez que se realiza un esfuerzo de cualquier tipo en la cavidad rectal.

Este procedimiento quirúrgico se hace en el propio consultorio médico y el paciente puede volver a casa en el mismo momento, sin que se produzcan complicaciones. Esto no echa atrás al paciente porque se trata de una intervención muy sencilla y que se realiza sin precisar demasiada preparación por parte del este.

No se dan demasiadas contraindicaciones con esta operación, al igual que lo único que le puede ocurrir al paciente es que tenga un dolor local en la zona donde se ha colocado la banda, sobre todo si se ha hecho demasiado abajo. También puede darse un pequeño sangrado a nivel local que aumenta en algunas ocasiones y del que se debe avisar para llevar un pequeño seguimiento y dar unas pautas específicas.

La operación de almorranas se recomienda cuando estas se encuentra en grado 2 o 3. Está desaconsejada para el grado 4, con demasiados casos que han terminado en fracaso. Desgraciadamente, en ese punto sólo se puede recurrir a los distintos procedimientos quirúrgicos para eliminar almorranas, los cuales son mucho más agresivos y ofrecen efectos secundarios, postoperatorios duros, etc.

Es por este motivo que nunca se debe dejar pasar este tipo de patología que, por lo general, no remite sino que suele ir a más, con efectos mucho más desagradables y siendo más difícil de tratar si no se pone remedio a tiempo.

¿Es eficaz tratar las almorranas con las bandas elásticas?

Ligadura de hemorroides con bandas elasticas banding

Después de finalizar el proceso, el paciente retorna de vuelta a su hogar, para recuperarse de esta leve intervención. No se aconseja tomar analgésicos durante las dos semanas siguientes al procedimiento, ya que la aspirina hacer que los músculos de esa zona se hinchen y contraigan,  lo que puede provocar mucho dolor; además, facilita el sangrado anal.

Para acelerar la recuperación, el paciente tiene varias opciones a su alcance:

  • Se puede tomar acetaminofén, lo que puede ayudar a combatir el dolor.
  • A continuación, se debe evitar realizar tareas que requieran un esfuerzo extra, como podría ser levantar objetos pesados.
  • Esto debe considerarse durante, al menos, la semana que tarda en cicatrizar la herida y caerse la hemorroide.

Hay que evitar tomar ablandadores fecales o laxantes que favorezcan el tránsito intestinal o que hagan de las heces algo más líquido, pues esto puede provocar problemas e intromisiones en la cicatrización.

Se recomienda, como factor positivo, la realización diaria de baños de asiento para favorecer a la relajación de los músculos de la zona, además de permitir que las heces fluyan y salgan al exterior sin la realización de muchos esfuerzos.

Si se siguen estas sencillas recomendaciones, el ligado de hemorroides no tendría motivo para fracasar. Se trata de un método más que efectivo con un resultado que se observa muy claramente. El problema más grave sería el de una mala cicatrización, que podría derivar en fisuras y otros problemas anales. Sin embargo, el procedimiento como tal es totalmente efectivo, como decíamos antes, para grados intermedios de almorranas.

Sin embargo, como decimos una cosa, decimos la otra. Este método de ligado mediante bandas no es ninguna cura; no existe garantía de que la vena hemorroidal no vuelva a aparecer. De las personas tratadas con bandas elásticas, sólo un 20% podrían necesitar un tratamiento alternativo y, de estas, la mitad termina por precisar de una cirugía para las hemorroides.

¿Cómo se ligan las hemorroides inflamadas para eliminarlas?

Como se realiza el ligado de almorranas con bandas elasticas

Esta ligadura se realiza de manera que se interrumpe el suministro de sangre, que deja de llevar a la parte de la vena que se encuentra en caída. Esto debe hacerse en el caso de que las almorranas sean de tipo interno. Para llevar a cabo el procedimiento, el paciente se tumba sobre su costado izquierdo, flexionando las rodillas hasta llevarlas al pecho.

El médico especializado introduce un elemento de observación en la cavidad anal. Este elemento se denomina anoscopio o bien un proctoscopio (en función de la profundidad de la vena). Se sostiene la hemorroide de manera manual con otro instrumento (un fórcep) y con otro dispositivo colocamos la banda elástica alrededor de la base de la propia vena, estirando hacia arriba. Este aplique no se debe realizar demasiado abajo para evitar molestias.

Es posible que se decida colocar una segunda banda en función de las características de la almorrana y del casi específico del paciente. El tratamiento se puede realizar con más de una almorrana por consulta, pero tratándolas de manera individual, es decir, usando una banda para cada cual.

Para ligar una gran cantidad de estas es necesario que el paciente se someta a anestesia general, para lo cual deberíamos pasar del consultorio convencional a un hospital. También se puede dar el caso de ir eliminando las hemorroides en diferentes lapsos de tiempo, precisando de períodos de entre cuatro y seis semanas.

El procedimiento no se puede realizar ligando varias venas juntas en una misma banda. Si el dolor es demasiado fuerte también se aplicará, mediante inyección, un anestésico para la zona. En los días posteriores al tratamiento es probable que se tenga una sensación de evacuar el intestino continuamente o se sienta pesadez abdominal o cierto dolor en el área.

Al cabo de varios días, un máximo de diez en total, la hemorroide se encoge y muere, de manera que se cae en uno de los movimientos de expulsión o evacuación. En este momento se puede producir sangrado. En su lugar se queda una cicatriz, que se encarga de retener que las venas de la zona de prolapsen por el conducto anal. Por este motivo, es muy importante mantener limpia la zona y cuidarla de la invasión de objetos externos.

¿Cuales son los posibles riesgos del ligado de hemorroides con bandas elásticas?

Las complicaciones que se podrían producir tras la intervención de “banding” son las siguientes:

  • Fisura anal
  • Rotura de la banda elástica
  • Sepsis pélvica
  • Hemorroides hinchadas
  • Dolor y sangrado

Estas complicaciones pueden, además, darse en diferentes niveles. Algunas personas se encuentran con una situación de incapacidad para orinar o de una infección producida en la zona anal. En este último caso, hay que acudir al médico para que nos recete un antibiótico que cese dicha infección.

En el caso de los primeros días, algo que se producirá de manera completamente normal es un pequeño sangrado en la zona, de manera residual, sobre todo en el momento en que se produzcan movimientos intestinales, por lo que el médico debe recomendar que no se realicen comidas demasiado copiosas entre otras indicaciones más específicas y personales. Esto podría provocar movimientos desagradables e incluso mayor dolor y comezón.

De todas maneras, si en algún momento los sangrados comenzaran a ser más abundantes, hay que acudir inmediatamente al médico que realizó la intervención o, en su defecto, a cualquier médico de atención primaria que pueda prestar consejo al paciente. Otro riesgo del ligado de hemorroides es la reaparición de esta, la cual hemos comentado que no suele darse, pero siempre existe la posibilidad.


¿Conocías este tipo de intervención para quitar las hemorroides? ¿Has pasado por este tratamiento? Danos tu opinión, de esta forma ayudamos a mayor número de personas a solucionar su problema!

Si te ha servido de ayuda, comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😉

Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【 LIGADO con BANDAS ELÁSTICAS 】▷BANDING para las Hemorroides
Puntuación:
51star1star1star1star1star
¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 3 Media: 5]
Este artículo ha sido revisado por el equipo médico de Hemorroides.club

Comenta y participa

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: Hemorroides.Club
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y novedades
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos