¿Por qué salen lombrices intestinales en el ano? ¿Cómo eliminar estos parásitos?

Es común que en algunas situaciones lleguemos a tener parásitos dentro de nuestro cuerpo. Se trata de un problema que sucede, a menudo, y sobre todo en edades tempranas, como por ejemplo en la infancia. Pero… ¿por qué salen lombrices en el ano?.

Hoy trataremos de arrojar luz sobre este tema para que se sepa con claridad en qué consiste esta patología, cuales son las causas más comunes para infestarmos de parásitos, cuales son sus síntomas y cómo nos afecta y, por supuesto, cuáles son los tratamientos y remedios para eliminar la oxiuriasis.

¿Que es la oxiuriasis o lombrices intestinales?

La oxiuriasis es una infestación producida por el parásito oxiurus. El oxiurus o pidulle es un gusano parásito. Por tanto, esta patología no es otra cosa que una verminosis, o lo que es lo mismo, la parasitación de estos gusanos en el organismo. Otra manera o nombre en la que puede que hayas escuchado este problema es enterobiasis. Esta es la infestación del Enterobius vermicularis, que pertenece a la familia Oxyuridae y que es el helminto nematodo (el gusano) que más comúnmente se instala a vivir “con” nosotros.

Lo que ocurre, básicamente, es que estas lombrices necesitan de nuestro organismo para vivir. De hecho, el lugar escogido es nuestro intestino grueso y es aquí es desde donde realizan su labor de parasitismo. Esta consiste en poner sus huevos en nuestra zona anal. Para ello, se alojan, como decimos, en el intestino pero de noche las hembras de los parásitos viajan al ano y depositan sus huevos allí. Tras haber puesto cada hembra más de mil huevos, muere en nuestro interior y es entonces cuando es más fácil excretarlas.

En definitiva y resumiendo la definición, la oxiuriasis es una patología que consiste principalmente en que una clase de gusanos viva en nuestro interior para poder reproducirse, criar y vivir.

El gusano mide entre medio y un centímetro de longitud y muy delgadito, poco más que un hilo, y de color blaquecino semitransparentoso; es fácilmente reconocible si observamos con detenimiento las heces de una persona infestada. El huevo, por su parte, tiene una cubierta pegajosa, y, por supuesto, su tamaño es ínfimo.

Veamos algunas fotos de los huevos de estas lombrices en la zona anal:

Imagen lombriz intestinal foto

Imagen tamaño medio lombrices intestinales

Como son las lombrices gusanos del ano

Gusanos y parasitos del intestino en adultos y niños

¿Cómo se forman, propagan y nos infectamos de estos parásitos?

Existe la creencia de que las lombrices en el ano salen por ingerir alimentos crudos como harina o pasta. Sin embargo, poco a nada tiene que ver este aspecto. Realmente, el helminto se aloja en nuestro interior después de que ingiramos sus huevos. Estos son microscópicos y habitualmente se quedan bajo las uñas o simplemente se diseminan en el aire o se posan en todo lo que hay a nuestro alrededor, de manera que, nosotros mismos terminamos tocándonos y pasándolos a nuestras manos y luego a la boca.

Si tienes oxiurus en tus manos es más que probable que pases estos a tu ropa o cualquier cosa que toques. Es por ello que se asocian, en muchas ocasiones, a la comida. Sin embargo, la única relación que tienen estos seres con los alimentos es la mala manipulación por nuestra parte.

Vamos a ver cuales son las causas principales por las cuales nos infectamos de lombrices intestinales:

  • El contagio se hace al pasar los huevos de persona a persona compartiendo prendas de aseo como toallas, cocinando sin tomar las medidas de higiene adecuadas o, simplemente, manteniendo contacto directo. Este concepto se denomina heteroinfestación.
  • Por supuesto, también se puede dar el caso de autoinfestación, en el cual nos infestamos nosotros mismos al llevarnos a la boca los huevos que se encontraban en nuestras manos, ya sea por habernos aseado mal o por habernos rascado la zona que contienen los gusanos y pasados a las uñas.
  • Por otro lado, no debemos pasar por alto la retroinfestación. Esta consiste en la introducción de los gusanos ya eclosionados y en la desembocadura del ano de nuevo en nuestro interior a través de esta oquedad. No ocurre siempre pero cuando se da el caso, estos se mueven de nuevo hasta la zona del ciego del intestino grueso, donde se juntan con otros y se reproducen nuevamente.
  • Por último, hay que mencionar que los huevos también se encuentran en el aire y es bastante sencillo inhalarlos, sin necesidad de que otra persona “nos lo trasmita”. Esto significa que el hecho de que alguien en la familia o entorno sufra oxiuriasis no significa que necesariamente se lo hayamos pegado, puede haberse infectado por sí mismo.

Aunque no hablamos de formas de contagio o infestación propiamente dichas, sí es cierto que existen ciertos factores que favorecen la aparición de la enterobiasis así como su propagación. Estos son:

  • Tener malos hábitos de higiene
  • Frecuentar lugares hacinados
  • Vivir en lugares muy poblados
  • Mantenerse en climas cálidos
  • Frecuentar lugares muy cerrados
  • Convivir con personas que padecen oxiuriasis

Por razones obvias, es muy común que esta patología se dé en niños, cuyos hábitos de higiene puede que no estén correctamente implantados y que, en definitiva, son más propensos a ensuciarse y llevarse la mano a la boca o tener contacto físico con sus amigos/as.

Por supuesto, ese parásito no distingue clase social o económica. Sobrevive en todas las regiones del planeta, aunque veremos más casos en lugares con climas templados, multiplicándose cuando las condiciones de higiene no sean adecuadas. Todo lo anterior da respuesta a por qué salen lombrices intestinales en el ano u otros parásitos similares. Necesitan un lugar idóneo para reproducirse y nuestro organismo es capaz de ofrecérselo.

¿Cómo es el proceso de parasitación de este gusano?

Vamos a ver paso a paso, que camino sigue este gusano desde que lo ingerimos y se introduce en nuestro cuerpo hasta su muerte y desaparición.

  • Ingerido el huevo, este se posa en el intestino delgado. Aquí eclosiona y nace una larva que durante su etapa inicial vivirá en el duodeno.
  • Poco a poco, va a ir creciendo hasta alcanzar hasta un centímetro de longitud; en este momento la lombriz ya es madura y viaja hasta el intestino grueso.
  • Los gusanos se aparean y, tras ello, el macho muere y se excreta con las heces sin problema.
  • La hembra puede, entonces, depositar sus huevos. Para ello, viaja hasta el margen de ano y los posa ahí.
  • La intención de la hembra es recorrer el camino inverso para volver al intestino. Sin embargo, es posible que esto no se dé y que nuevamente, la hembra también se elimine con las heces.
  • A su vez, las lombrices que se pueden reproducir se enganchan también a zonas muy cercanas.
  • El huevo no va a tener la capacidad de infestarnos durante el segundo día si se encuentran en ambiente seco y caliente. Pero si estos se mantienen en buenas condiciones de propagación, pueden propagarse hasta dos semanas después de su puesta. Las condiciones idóneas son en ambientes húmedos y fresco.

Síntomas de las lombrices intestinales que aparecen en las heces en adultos

Los síntomas directos de tener lombrices en el ano son prurito y, en ocasiones, dolor causado, a menudo, por nosotros mismos al rascarnos para tratar de aliviar el picor o bien por la gran cantidad de helmitos moviéndose y agarrándose en la zona. También podemos causarnos abrasiones en la mucosa y lesiones anales.

Puesto que la hembra se mueve de noche, es normal que la persona tenga molestias y dificultad para conciliar el sueño debido al cosquilleo o picor que está sufriendo en horas nocturnas. Por supuesto, si el problema persiste puede derivar en problemas de sueño como, pesadillas, frecuente despertar, insomnio, sueño intranquilo y sonambulismo.

Al ir un paso más allá, al sufrir estos problemas de sueño podemos desarrollar irritabilidad, bruxismo, cansancio, falta de apetito con su consecuente anemia y otros pero, como decimos, estos síntomas no están directamente relacionados con la verminosis, sino que se dan fruto de la ocurrencia de otros síntomas y subsíntomas derivados.

Posibles complicaciones derivadas de esta afección

Si no se pone tratamiento de por medio el prurito se podrá extender hasta los genitales. El rascado puede producir inflamación e irritación, sobre todo en el caso de niñas y mujeres. Si las lombrices llegan a la vagina e incluso a la uretra nos vamos a encontrar, de manera prácticamente segura, con flujo más abundante o espeso y molestias al orinar.

Con la infestación múltiple puede llegar a provocar un colapso del apéndice por estos parásitos, haciendo que sintamos náuseas y dolor al evacuar y en la zona abdominal. Sin embargo, hay que aclarar que, por lo general, el problema no llega a esta gravedad como normal general. Así mismo, la visualización de los gusanitos en las heces o en el ano (por la noche) es la muestra más evidente de que estás padeciendo oxiuriasis.

Tratamiento y remedios caseros para eliminar los parásitos intestinales y del ano

Lavarse las manos para evitar contagio parasitos intestinales

Vamos a ver qué hay que hacer para quitar las lombrices intestinales y deshacernos de ellas, diferenciando dos aspectos: las acciones que realizamos para deshacernos de los gusanos y aquellas enfocadas en reducir la propagación.

Para atajar con el problema uno mismo

  • Si sufres de helmintos lo primero que debes hacer cada mañana es bañarte, de manera que puedas retirar la mayor cantidad posible de huevos, que estarán recién alojados en tu ano y alrededores. Esto, por supuesto, no es un tratamiento que termine con el problema pero te ayudará a reducir la cantidad de picores y molestias que sufres durante el día.
  • El tratamiento médico consiste en la ingesta de un fármaco que acaba con las lombrices. Este puede ser piperazina, mebendazil, pamoato de pirantel o albendazol. No obstante, no puede luchar contra los huevos, motivo por el cual es necesario tomar una segunda dosis cuando estos hayan crecido, es decir, a las dos semanas; así los destruirás definitivamente. Sin embargo, no debes dejar pasar más tiempo, pues podrían volver a reproducirse y continuar teniendo nuevos huevos. Hay muchas marcas de fármacos en el mercado. Lo ideal es consultar con tu médico y que te aconseje en función de tus características.
  • Lava la ropa que pueda estar contagiada (cualquier medida será bienvenida) con agua caliente el día que tomes la medicación, teniendo el mayor cuidado de no mezclar con ropa de hogar o de otras personas.
  • Mantén una adecuada higiene de manos y a la hora de ir al baño. Esta medida, además de ser preventiva, puede reducir el riesgo de nuevos contagios.
  • Procura, bajo cualquier precepto, no rascarte la zona y, si lo haces, acude inmediatamente a lavarte las manos.

Para reducir la propagación

  • Mientras estés infestado o creas que puedes estarlo, utiliza toallas de uso personal para cualquier zona de tu cuerpo pues, al fin y al cabo, vas a tocarlas todas con las manos, esto reducirá los riesgos de que otras personas cercanas puedan contagiarse.
  • Mantén una cuidada higiene en tus manos, lavándolas a menudo y frotando bajo las uñas con un cepillito de manicura, ya que toda precaución es poca, recuerda que estos gusanos son diminutos y pueden estar en cualquier lado.
  • Evita cocinar. Por razones evidentes, mientras estés infectado lo mejor es alejarte del contacto directo con alimentos que posteriormente vamos a consumir.
  • Evita también el contacto innecesario con el resto de personas y con sus pertenencias. Puede parecer excesivo, pero este tipo de infecciones requieren de medidas extraordinarias.
  • No mantengas relaciones sexuales totales ni dejes que te practiquen la masturbación o sexo oral.

Síntomas y tratamientos de las lombrices en niños

Manos sucias con germenes causa infeccion lombrices en niños

Como hemos adelantado, la infestación en niños es habitual. Esto se debe a que sus hábitos de higiene no están implantados o son inadecuados y al contacto directo y continuado con las personas, en especial con sus iguales, potenciales portadores. La mitad de casos de parasitosis por lombrices en el ano se da en niños, y hablamos de unos 250 millones de casos por año alrededor del globo.

También hemos comentado que se propone la ingesta de ciertos alimentos crudos como vía de propagación. También, más relacionado con los infantes, tenemos la leyenda de que la toma de golosinas favorece la parasitación, cosa que no es causante de estos. Una vez más, volvemos a comentar lo mismo. Los huevos, que son livianos, se pueden posar en cualquier alimento, puede ser una harina, una chuchería o una alcachofa; no hay distinción alguna, pueden posarse, incluso, sobre un puré de patatas. Por tanto, no se debe poner a los niños a dieta suave ni de ningún otro tipo como muchas veces se nos ha consultado hacer.

La patología no difiere, en absoluto, en el caso de ser sufrida por pequeños. Nos encontramos una misma especie que parasita por el mismo motivo, iguales síntomas, mismos métodos de contagio e infestación y mismo tratamiento.

Sin embargo, sí podemos ofrecerte algunas consideraciones extras que son, en su mayoría, un desglose de la principal atención: la higiene, así como algún apunte diferenciador.

  • La edad en la que más sufren los niños de este problema es entre los 3 y los 6 años.
  • Tenemos que mencionar que no descansar correctamente, el aumento del picor al ir a la cama y demás sensaciones puede llegar a hacer que el pequeño sufra de enúresis nocturna, esto es, que moje la cama.
  • Por otro lado, tampoco son realmente conscientes del problema por lo que si sienten picor van a rascar la zona sin pensarlo, de manera automática, y no saben o no recuerdan que deben lavarse justo después de hacerlo.
  • Del mismo modo, está claro que el autocontagio se da muchísimo más a menudo debido también a que los niños tienden a llevar las manos a la boca continuamente. Es importante trabajar este hábito desde bien pequeños, pero si ya es demasiado tarde, vigila este aspecto y trata de lavar sus manos todo lo posible.
  • Durante el padecimiento de lombrices en la zona anal, mantén las uñas de tu hijo muy cortas. Evitarás que se lesione la piel y, además, los huevos tendrán menos lugar donde posarse.
  • Vístelo con pijama de una pieza para que no se rasque durante las horas de sueño y que, de esta manera, no extienda los gusanos.

¿Has sufrido tu o alguno de tus allegados este tipo de patología? ¿Cuales fueron los remedios para acabar con las lombrices intestinales? Cuenta tu experiencia, seguro que será de gran ayuda para los demás lectores!

Si te ha servido de ayuda, comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😉

Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【 LOMBRICES INTESTINALES EN EL ANO 】¿Como acabar con ellas?
Puntuación:
51star1star1star1star1star
¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 37 Media: 3.5]
Este artículo ha sido revisado por el equipo médico de Hemorroides.club

Comenta y participa

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: Hemorroides.Club
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y novedades
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos