Postoperatorio en una cirugía de hemorroides ¿Cuanto tiempo de recuperación necesitamos?

Enfrentarse a un postoperatorio en una operación de hemorroides puede ser duro. Esta patología, cuando precisa de una intervención quirúrgica es porque ya está presentando unos síntomas que son insoportables para el paciente. Por este mismo motivo, quien las padece tiende a pensar que su recuperación va a ser realmente horrible.

Aunque, obviamente, vas a necesitar reposo y seguir varias indicaciones, tenemos que decirte, desde ya, que no se trata de un proceso especialmente delicado si sigues las indicaciones profesionales al pie de la letra. Descubre hoy cuánto dura el postoperatorio de hemorroides, si se sufre mucho dolor, cómo es defecar en esta circunstancia, qué cuidados posteriores necesitas y qué complicaciones pueden existir.

¿Cuanto tiempo dura un postoperatorio de cirugía de hemorroides?

Para responder esta pregunta, lo primero que tenemos que hacer es recordar que existen muchos tipos de operaciones de almorranas. Por lo tanto, resulta evidente que el tiempo de recuperación dependerá enormemente de a cuál te sometas.

Hemorroidectomía

El postoperatorio comienza en el hospital, donde se debe permanecer hasta recuperarse de la anestesia, lo cual suele ocurrir tras unas pocas horas. Es posible que pases una noche de ingreso aunque no es extraño que no sea así. Una vez en casa, podrás volver a realizar actividades cotidianas un par de días después, e ir introduciendo progresivamente otras que requieran de mayor esfuerzo.

Sin complicaciones, una hemorroidectomía te permite llevar una vida normal tras dos semanas de recuperación y cuidados. Obviamente, los sobreesfuerzo y las actividades de este tipo tendrán que esperar en función de su propia naturaleza.

Eso sí, el tejido cicatricial puede que persista incluso hasta los seis meses. Esto no es síntoma de que algo vaya mal. De hecho, la herida interna debería estar cerrada mucho antes.

Crioterapia

En este caso, la recuperación es sencillísima y el paciente podrá hacer vida normal sin tener que estar de baja. Simplemente se mantendrá el reposo el día de la intervención. La excepción la ponen, por supuesto, las actividades de sobreesfuerzo o en las que la zona sea protagonista. En este caso, es esencial preguntar a tu médica en función de estas.

postoperatorio en una operación de hemorroides

Fotocoagulación de las arterias hemorroidales por láser

Se permanece en el hospital, como máximo, y si todo va bien, durante un día. Después, la baja laboral se aconseja que sea de, al menos, una semana. Por supuesto, durante este tiempo podemos hacer actividades sencillas, simplemente hay que evitar los grandes esfuerzos como levantar cargas pesadas etc.

Fotocoagulación infrarroja

Uno de los síntomas de un postoperatorio de este tipo es el sangrado durante hasta 10 días. Por este motivo, durante ese período de tiempo es conveniente, dentro de lo posible, tomarse un descanso laboral y no realizar actividades físicas. La cicatrización total se dará, como mucho, y si no hay complicaciones, a los 45 días.

Ligadura con banda elástica

Esta técnica puede ser ambulatoria si se hace por sesiones. Sin embargo, también se puede optar por acudir a quirófano cuando se tienen varias almorranas para tratarlas al mismo tiempo. El dolor se puede dar hasta el dos días tras volver a casa, sin embargo, este no es condicionante para llevar a cabo tareas rutinarias.

Aun así, durante una semana se requiere de reposo, tiempo durante el cual no se puede levantar peso, hacer ejercicio ni tareas que agoten. Las molestias puede durar un par de semanas más pero estas no son incompatibles con las actividades rutinarias.

Así, sobre cuánto dura un postoperatorio de hemorroides, vemos que esto es variable según a qué intervención te vayas a someter. Lo que sí se repite en todos los casos, y no lo debes olvidar, es que para realizar tareas de auténtico esfuerzo o en los que la zona anorectal se vea afectada es necesario que el tejido cicatrice para evitar desgarros.

Consejos para tener una buena recuperación en casa después de una operación de hemorroides

Consejos mejor recuperación despues operacion almorranas

En cualquier caso, para que la recuperación sea lo más rápida posible es necesario tener muy en cuenta los cuidados postoperatorios de la operación de las venas hemorroidales. Cumpliéndolos nada debes temer y te darás cuenta de que podrás volver a hacer vida normal antes de lo que parecería.

Medicación

  • No se deben tomar antiinflamatorios no esteroideos.
  • Debes tomar la medicación siempre a la hora que se establezca, no alargando las dosis puesto que puede darse un dolor repentino en lo que el analgésico hace efecto.
  • Es posible que se aconseje el uso de ablandadores de heces para no forzar la zona durante las deposiciones.
  • No se deben usar enemas ni supositorios.

Higiene

  • Después de ir al baño, límpiate, siempre que sea posible, con agua fresca, pues esta no rasca ni traumatiza la zona.
  • Podrás ducharte un día después de operarte.
  • Debes limpiar la zona cada vez que cambies la gasa que te pongas.
  • Evita, en la medida de lo posible, los jabones. Usa sólo una vez al día, cuando te duches, y procura que este sea neutro y sin aromas.

Curas

  • Por lo general, ninguna cura será necesaria.
  • Sí es posible tener que cambiar habitualmente una gasa sanitaria, que se usará para absorber cualquier secreción.

Defecación

Sobre defecar después de la operación de hemorroides debes saber, tener en cuenta y considerar:

  • No te pases mucho tiempo sentado en la taza del inodoro. La herida se estresa por la simple fuerza de la gravedad y la presión y puede abrirse. Además, la sangre baja a las venas y pueden volver a descolgarse. Acude al baño cuando notes que lo necesites y no por prisa o cualquier otro motivo.
  • No hagas fuerza para defecar; esto es totalmente contraproducente y puede dar lugar a graves complicaciones.
  • Para que las heces sean más blandas y vayas más a menudo al inodoro puedes tomar, como decimos, ablandadores, además de tomar los alimentos ya mencionados.

Dieta y nutrición

Al igual que en el tratamiento de esta enfermedad, durante la recuperación tras el procedimiento quirúrgico se debe poner especial atención a lo que comemos y bebemos. Las generalidades son:

  • No consumir alcohol hasta haberse recuperado o hasta que así lo indique el doctor.
  • Seguir una dieta suave, equilibrada y muy rica en fibra para ayudar a evacuar.
  • Optar por alimentos blandos, líquidos y semilíquidos como yogures, cremas, caldos, aguas con sabor, etc.
  • Beber un vaso de agua por cada diez kilos de tu peso cada día, como mínimo.
  • No tomar picantes ni excitantes como teína o cafeína.
  • Se debe buscar qué alimentos nos hacen ir regularme al baño, de manera que reeduquemos el intestino sin darnos cuenta.

Dolor

Sufrir dolor después de la operación de hemorroides es habitual. Para tratar de paliarlo puedes:

  • Colocar por unos minutos compresas de hielo en la zona.
  • Hacer baños de asiento de unos minutos, remojando la zona con agua tibia y alguna hierba como la manzanilla o la lavanda.
  • Por supuesto, no dejes de tomar los analgésicos prescritos.

Actividad física

  • Por supuesto, el sobreesfuerzo está prohibido durante el período postoperatorio en una cirugía de hemorroides. El sexo anal, deportes como la halterofilia, las sentadillas y los trabajos en los que se fuerce la zona anorectal deberán esperar.
  • La reincorporación al trabajo dependerá de cómo avance la recuperación, pero también, muy importante, del tipo de actividad que desempeñas. Consulta siempre a tu médico explicándole específicamente a qué te dedicas.
  • La actividad física debe incrementarse poco a poco. Salir a caminar es un ejercicio bastante completo a la par que adecuado para cualquier convaleciente. No esperes semanas; anda lo antes posible, incrementando cada día el tiempo que dedicas a ello.
  • Evita, por supuesto, montar en bicicleta.
  • No pases demasiadas horas sentado. Cambia a menudo de postura, incluso es recomendable el uso de algún tipo de cojín para cuando tenemos hemorroides.

Asistencia médica

Por lo general, no es necesario que el doctor te vea durante tu recuperación. Sin embargo, hay casos en los que sí se le debe consultar. Estos son:

  • Dolor agudo o importante hinchazón.
  • Sangrado abundante por el recto.
  • Fiebre.
  • No ir a orinar tras pasadas varias horas después de la intervención.
  • La incisión realizada se vuelve rojiza y coge temperatura (esto será síntoma casi evidente de infección y hay que atajarla cuanto antes).

¿Cómo ha sido tu recuperación después de la cirugía hemorroidal? ¿Cuanto tiempo tuviste que estar hasta completar totalmente tu estado normal? Comparte con los demás lectores!

Si te ha servido de ayuda, comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😉

Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
POSTOPERATORIO de HEMORROIDES Cómo mejorar más rápido
Puntuación:
51star1star1star1star1star
¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 3 Media: 4.3]
Este artículo ha sido revisado por el equipo médico de Hemorroides.club

Comenta y participa

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: Hemorroides.Club
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y novedades
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos