¿Cuáles son los síntomas de las hemorroides? Internas y externas

Las hemorroides son consideradas la dilatación permanente de las venas que llevan sangre a la zona ano-rectal y se conocen como varices del plexo hemorroidal. Ellas están determinadas generalmente por las tensiones producidas por hábitos de vida irregulares que conducen a un debilitamiento de éstos, insuficiencia funcional de las venas y sus válvulas.

Este tipo de enfermedad afecta a alrededor del 40% de la población al menos una vez en su vida. Erróneamente se piensa que este problema llega solamente después de los cincuenta años, pero, según los últimos estudios, con la participación de 35% de los hombres y mujeres se presenta en los grupos de edad menor de 50 años.

¿Cuales son los síntomas de unas hemorroides en el ano?

Antes de hablar de soluciones más concretas para deshacerse de las hemorroides, vamos a ver cuáles son los principales síntomas que pueden ayudar a entender si estamos o no en presencia de este molesto problema. Estos tipos de síntomas puede variar dependiendo del grado o estadio que tengamos y de cada persona, pero sin duda, estos son los más habituales.

Los síntomas más visibles de las hemorroides son:

Inflamación e hinchazón

Por definición, las almorranas, como son conocidas de forma coloquial las hemorroides, son inflamaciones de las venas situadas en la zona rectal. Es por ello que las paredes del ano se ven hinchadas e inflamadas debido a que la sangre que circula a través de estas venas, no regresan de forma correcta al corazón. Se forma dilatación por excesiva presión en el riego sanguíneo, produciendo las dichas inflamaciones rectales.

Sangrado

El fenómeno de sangrado es de aproximadamente el 80% de los casos y es una de las señas de identidad de esta enfermedad. En la etapa inicial, la enfermedad hemorroidal se manifiesta por las gotas de derrames habituales de sangre en la fase final de la defecación, fácilmente reconocible en el papel higiénico. Si es de naturaleza rectal, la sangre se produce con color rojo brillante, mientras que si viene desde el colon. presenta un color rojo oscuro. En este último caso, es aconsejable consultar inmediatamente al médico para obtener un diagnóstico más profundo.

Picazón

Una persona que sufre de hemorroides por lo general se inunda con una constante sensación de pesadez en el ano-rectal que implica una desagradable sensación de molestia, hinchazón, ardor y picazón son otros síntomas con los que la mayoría de las veces nos vemos obligados a vivir.

Picores y sintomas hemorroides internas

Dolor

Debemos saber que las almorranas internas por norma general no producen dolor, en contraposición de las externas, que además de producir dolor, son muy molestas ya que estas se encuentra visiblemente en el exterior del ano. Síntomas propios de unas hemorroides trombosadas, son dolores bruscos y repentinos que aparecen de repente y son mantenidos durante varios días. El paciente va a palpar un pequeño bulto en la parte del ano, una inflamación e hinchazón notablemente visible la cual produce un esfínter muy sensible durante estos episodios, por lo cual se explica el dolor que producen las hemorroides externas.

Secreción

Otro síntoma muy característico de las personas que sufren de almorranas, la secreción es la propia mucosa anal, este moco es muy normal cuando tenemos hemorroides internas y es factible que nos cause irritación en la piel alrededor del ano, prurito o picor, quemazón y malestar, estos síntomas son más acuciados durante la defecación.

Prolapso

El prolapso es la fuga de las hemorroides al exterior del ano. Se forma un bulto debido a la salida desde la zona interior del ano hacia la zona exterior y además, tenemos dificultad en volver a introducirlas hacia adentro con los dedos. Normalmente es un síntoma asociado a las hemorroides internas, y dependiendo del grado, este prolapso aparecerá en determinadas fases de la defecación, antes, durante o después.

Es importante prestar la debida atención a esta enfermedad, ya que si no se trata a tiempo, la enfermedad hemorroidal puede adoptar formas más severas. Lamentablemente uno de los problemas relacionados con este trastorno es el sentimiento de vergüenza, pues quien sufre de hemorroides a menudo por este sentimiento, acude a tratarse ya en etapas más avanzadas, lo cual es un error, ya que cuanto mayor tiempo tardemos en poner freno a las almorranas, mayores dificultades y riesgos tendremos a la larga.

Diferentes síntomas de las hemorroides internas y externas en mujeres y hombres

Las hemorroides pueden ser tanto externas como internas, y pueden ser diagnosticadas mediante inspección local si se encuentran en la parte exterior del ano, y pueden evaluarse solo por su presencia dentro de una proctoscopia. Este análisis consiste en el uso de un instrumento de alrededor de 30 cm que permite la observación directa en el tracto intestinal.

Las hemorroides externas

Son aquellas que generalmente dan como resultado menos molestias pero que en caso de trombosis, pueden llegar a ser muy dolorosas, también debido a la presencia de inflamación y solo después de un par de semanas pueden dejar bultos en la piel. Por otra parte, si son de gran tamaño tienden a causar problemas de picazón e irritación alrededor del ano.

Las hemorroides internas

Parecen ser las más comunes y por lo general no causan dolor. Los fenómenos de sangrado rectal son frecuentes estos son de un color rojo brillante, y se producen durante el movimiento intestinal. Las heces de color están presentes de todos modos normalmente sin la presencia de sangre u otro. Los síntomas también proporciona descarga de mucosa, incontinencia fecal molesta picazón. Ellas se vuelven dolorosas solo si son trombóticas o necróticas.

La enfermedad hemorroidal puede ser causada tanto por elementos biológicos y físicos tales como:

  • La disfunción intestinal
  • Estreñimiento o diarrea en el caso contrario
  • Defecación irregular
  • El estrés excesivo durante la etapa de evacuación
  • Alimentación desordenada
  • El sedentarismo y los malos hábitos

Hay que incluir también los factores hereditarios, el abuso de laxantes, las actividades laborales que requieren el mantenimiento de posturas de pie durante varias horas o la práctica de deportes que pueden causar una fuerte lesión abdominal.

¿Que medidas preventivas podemos adoptar para no sufrir de hemorroides?

Remedios para hemorroides estilo de vida saludable

La enfermedad hemorroidal se puede evitar si se toman medidas de manera oportuna: cuanto más tiempo esperes antes de intervenir y consultar a un médico, mayor es el riesgo de que las hemorroides empeoren y estas luego se pueden convertir en difíciles de combatir.

Para poder actuar de forma eficaz, es importante llegar a identificar la causa del trastorno y los posibles factores que contribuyen a su deterioro. Una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable son los factores claves para finalmente derrotar a las hemorroides de forma natural.

Es sorprendente como los buenos hábitos diarios pueden influir en el curso de las hemorroides: solo simples precauciones, como evitar mantener una posición sentada durante mucho tiempo, hacer pausas activas, limitar la ingestión de determinados alimentos y eliminar al máximo fuentes de estrés.

Además, es posible apelar a un tratamiento local dirigido con productos naturales y fitoterapéuticos de la naturaleza: estos remedios naturales, no se debe considerar como un sustituto de un diagnóstico adecuado, sino como un método de tratamiento preventivo y suele ser muy eficaz para contrarrestar la causa principal de la aparición de las hemorroides y síntomas relacionados.

¿Has padecido o conoces otros síntomas propios de las hemorroides? participa y ayuda a más personas que tienen este problema, entre todos nos ayudamos más y mejor!

Si te ha servido de ayuda comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😃

¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 3 Media: 5]
Únete al CLub y di adiós a las hemorroides para SIEMPRE!

No spam guarantee.

Comenta y participa