Tenesmo rectal o la sensación continua de defecar ¿Que es?

El tenesmo rectal es una afección que tiene lugar en la parte final del tracto gastrointestinal, afectando al colon, el recto y el ano. Básicamente consiste en un reflejo originado en dicha zona y que provoca una sensación continua de defecar, aún cuando los intestinos están vacíos. Por lo tanto, es habitual en aquellos pacientes que padecen esta dolencia que defequen en pequeñas cantidades, o incluso que lo intenten una y otra vez sin resultado alguno.

Generalmente, la sensación continua de defecar se acompaña de otros síntomas como dolor en la zona baja del vientre y en el área anal, presencia de sangre en las heces, náuseas e incluso fiebre. No hablamos de una enfermedad en sí misma, sino de una señal de alerta de una posible afección de relativa gravedad. Es importante que ante la sensación continua de defecar sin eliminar heces se acuda al médico para que establezca la causa de dicha afección mediante un diagnóstico temprano y se proponga un tratamiento adecuado.


¿Cuales son las causas del tenesmo rectal?

Este problema puede darse por diversas causas, la gran mayoría de las cuales tienen una estrecha relación con las enfermedades inflamatorias de los intestinos debido a una infección, en otros casos las causas de tener pujo vienen dadas por orígenes psicosomáticos debido al estrés, ansiedad, nerviosismo etc.

Enfermedad de Crohn

Esta es la causa más frecuente del tenesmo rectal, especialmente en personas adultas. La enfermedad de Crohn es una afección muy compleja en la que el sistema inmunológico ataca de forma errónea al intestino, generando así inflamación y úlceras en el mismo; se trata de una condición autoinmune.

Cáncer de colon

Otra de las causas probables de tener la sensación continua de defecar es el cáncer de colon. En la gran mayoría de las ocasiones, el tenesmo se acompaña de otros síntomas como dolor al defecar. En el caso del cáncer colorrectal, esta provoca la inflamación de las paredes del colon o del recto, haciendo que la zona por la que pasan las heces se reduzca de forma considerable, impidiendo así su eliminación.

Tenesmo rectal o pujol sensación continua de defecar

Absceso anorrectal

Esta no es una de las causas más frecuentes de esta incómoda condición, pero también se da en algunas ocasiones. El absceso anorrectal se produce por una infección de origen bacteriano que ha entrado en el organismo a través de una fisura en la zona anal.

Colitis, enfermedad intestinal inflamatoria y otras inflamaciones

Tanto la proctitis (inflamación del recto), colitis ulcerativa o la colitis por radiación, hacen posible que sintamos ganas de expulsar heces. Al igual que ocurre en el caso del cáncer colorrectal, cualquier inflamación tanto de recto como de colón (y también de intestinos) producirán la sensación que hemos descrito.

Trastornos en la motilidad de los intestinos

Esta es una causa demasiado amplia. Si bien, es cierto que son muchas las modificaciones en nuestra motilidad intestinal, muchas de ellas, temporales. Algunas producen este efecto de tener la sensación de ir al baño sin evacuar finalmente.

Otros posibles causas

Otras posibles causas son:

  • El estreñimiento
  • Diarrea severa
  • La esclerosis múltiple
  • La anorexia
  • Ansiedad
  • Estrés

Principales síntomas que padecemos cuando sufrimos tenesmo rectal o pujo

El tenesmo anorrectal viene en prácticamente el 100% de los casos acompañado de otros síntomas, los cuales varían en función de cuál sea la causa de esa sensación continua de defecar. Tanto la duración como la intensidad del tenesmo rectal vienen dadas por las causas que lo originan, por tanto dar un tiempo estimado de cuanto duran sus efectos no es posible sin conocer sus orígenes.

Independientemente de la causa, una señal que se da en prácticamente todos los pacientes es el estreñimiento, el cual puede durar incluso varios días. Resulta sumamente incómodo ya que los pacientes tienen una sensación de defecar continua, pero sin embargo no eliminan las heces. En muchas ocasiones esto genera dolor de estómago y también puede llevar a culminar como un problema psicológico leve.

Otros síntomas relacionados con esta afección son las náuseas y vómitos, así como los escalofríos. En los casos más graves, los pacientes pueden tener fiebre, una temperatura corporal elevada por encima de los 38 grados centígrados; esto se da cuando existe infección. También pueden aparecer heces con sangre.

Lista de síntomas más habituales del pujo o tenesmo rectal:

  • Dolor abdominal y retortijones frecuentes
  • Estreñimiento
  • Dificultad manifiesta en la defecación o pujo
  • Excesivo esfuerzo al defecar
  • Diarrea crónica
  • Malestar abdominal persistente, sin estreñimiento o diarrea
  • Aparición excesiva de gases con hinchazón abdominal
  • Cefalea o dolores de cabeza habituales sin causa aparente
  • Caída del pelo más abundante de lo normal
  • Digestiones pesadas o lentas
  • Dolor en la parte baja del abdomen, predomina en la zona derecha
  • Dolor en la zona lumbar derecha
  • Frialdad en manos y pies
  • Insomnio o dificultad para dormir
  • Sensación de cansancio y fatiga
  • En mujeres, reglas abundantes y dolorosas
  • Dispareunia o dolor en las relaciones sexuales en las mujeres
  • Alergias e intolerancias alimentarias por problemas de la absorción intestinal
  • Trastornos del humor por las molestias continuadas

¿Cual es el diagnóstico correcto para esta afección?

Cuando una persona siente una sensación continua de defecar pero, sin embargo, no elimina heces, es importante que acuda a su médico. Este, en primer lugar, realizará un historial médico, teniendo en cuenta los síntomas y el estado de salud general del paciente; realizará preguntas como por ejemplo, si es la primera vez que sucede este problema, cuáles son los síntomas o si ha padecido problemas de salud graves en el pasado, así como cualquier patología relacionada con el aparato digestivo.

Una vez establecido el historial, el médico procederá a realizar una evaluación abdominal y un tacto rectal. En función de los resultados obtenidos, solicitará otras pruebas complementarias para establecer la causa del tenesmo central. Una de las más habituales es la colonoscopia, la cual permite examinar el colon y el recto en su totalidad al introducirse por el ano y hacerse avanzar hasta el colon un tubo flexible de entre 122 y 183 cm de largo. En uno de sus extremos incorpora una cámara de vídeo, la cual le permite observar al médico el intestino en su totalidad.

Por lo general, esta prueba es más que suficiente para divisar si existe un problema a nivel físico de los mencionados, como un tumor, una inflamación, un absceso… O bien para descartar estos como motivo de la patología que tratamos hoy. Sin embargo, tampoco es de extrañar que se demande un conteo sanguíneo, coprocultivos, radiografía de abdomen, una proctosigmoidoscopia o, en casos menos frecuentes, una tomografía computarizada abdominal.

Tratamiento para curar y eliminar el tenesmo anal

Remedios naturales caseros para aliviar sintomas tenesmo rectal

Para establecer el tratamiento adecuado ante el tenesmo rectal resulta esencial conocer cuál es la causa que lo origina. A día de hoy no existe ningún tratamiento dirigido a eliminar esta condición; por lo tanto, el tratamiento que comencemos tiene como objetivo tratar la enfermedad que lo está originando y no el tenesmo propiamente dicho. Este desaparecerá en la medida en la que lo haga el problema causante, de ahí que el diagnóstico sea esencial y, por supuesto, acertado.

Si la sensación continua de defecar viene originada por una afección inflamatoria que afecta a los intestinos, el tratamiento más habitual es la toma de antiinflamatorios y antibióticos. Además de los medicamentos prescritos por el médico, hay una serie de hábitos diarios que se pueden implementar para paliar las molestias originadas.

Una forma natural para mitigar los efectos del tenesmo es realizar ciertas tareas, conocidas como remedios caseros o naturales, sin duda es recomendable llevar una dieta rica en fibra, evitando aquellos alimentos y bebidas que producen gases, como los refrescos o las comidas pre-cocinadas. Aportando fibra al organismo también ayudaremos bastante. pues se consigue que las heces sean más blandas y, por lo tanto, se expulsen del organismo con mayor facilidad.

Tomar una abundante cantidad de líquidos, preferiblemente, agua, será de gran ayuda. También es aconsejable realizar ejercicio físico moderado entre tres y cuatro veces por semana. De esta manera, además de cuidar tanto la salud física como mental, se estimula el movimiento intestinal. Una solución, si se da estreñimiento, será tomar laxantes o incluso aplicar un enema en los casos de obstrucción más grave.


¿En alguna ocasión has padecido de tenesmo rectal? ¿Cuales fueron las causas y los posibles tratamientos que mejor te funcionaron? Comparte tu experiencia con los demás miembros de la comunidad, seguro que será de gran ayuda!

Si te ha servido de ayuda comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😃

¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 3 Media: 4.7]
Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
【TENESMO RECTAL】Que es y como podemos eliminarlo ▷ YA
Puntuación:
51star1star1star1star1star

Comenta y participa