Venosmil para las hemorroides ¿Para que sirve? ¿Realmente funciona?

Las hemorroides son un trastorno médico relativamente frecuente entre la población adulta, para las cuales existen un sin fin de tratamientos médico como lo es Venosmil. Para determinar cuál es el tratamiento más adecuado resulta esencial un diagnóstico adecuado, valorando si las almorranas son externas o internas, así como el grado de inflamación de las mismas y otros factores propios que puedan interferir.

Por lo general, los tratamientos comienzan siendo farmacológicos con la esperanza de no tener que recurrir a intervenciones quirúrgicas. En este contexto, uno de los medicamentos que más se aconseja es el que tratamos a continuación.

Medicamento Venosmil, ¿sirve para curar las hemorroides?

Venosmil es un medicamento venotónico que aumenta de forma notable el tono de las venas (hasta diez veces) al mismo tiempo que refuerza la resistencia de los capilares, pequeños vasos sanguíneos. Es un tratamiento adecuado para personas adultas cuyo principal objetivo es el alivio de los síntomas propios de problemas de insuficiencia venosa leve que se dan en las extremidades inferiores.

En cuanto a las almorranas, evidentemente encontramos que se da un paralelismo en el mecanismo de actuación puesto que este problema consiste en un problema precisamente en las venas, en la hemorroidales en este caso. Así, el fármaco actúa contra los síntomas como sensación de pesadez en la zona anal, tirantez, hormigueo y picor que se dan al sufrir este problema.

También mejora los síndromes varicosos y los linfedemas postmastectómicos, que es una complicación que se puede dar tras la extirpación de una mama y de los ganglios cercanos.

¿Qué principio activo contiene Venosmil y cuál es su genérico y composición?

Capsulas duras y gel pomada Venosmil para hemorroides

El activo del fármaco es hidrosmina, un flavonoide venoprotector sintético. Disponemos de él en dos formatos:

Principio activo en cápsulas

Cada cápsula contiene 200 mg de este componente. El resto de excipientes son estearato de magnesio y cápsula de gelatina compuesta de: gelatina, eritrosina, amarillo de quinoleína, dióxido de titanio y agua.

Principio activo en gel

En el formato gel se repite su compuesto principal. Los excipientes incluyen trietanolamina, carbómero, E218, E216 y agua destilada.

La hidrosmina se comercializa en España como tal. Su tratamiento es extenso (de dos meses como mínimo). Sin embargo, se receta únicamente para cuadros varicosos crónicos, no para la cura de almorranas. Si acudes a consulta buscándola se te dará Venosmil.

¿Cómo se toma Venosmil para que sea efectivo contra las hemorroides?

A la hora de seguir un tratamiento de este medicamento para combatir las hemorroides, existen dos formatos de presentación disponibles: cápsulas y pomada. Cuál de ellos escoger depende fundamentalmente del diagnóstico realizado por el médico así como de los factores intrínsecos en el paciente que favorezcan el éxito o el fracaso del uso de esta medicina.

Cápsulas

El formato más frecuente son las cápsulas debido a su comodidad. Las cápsulas se presentan en blisters de 60 o 90 cápsulas de gelatina dura de color naranja, en cuyo interior se encuentra un polvo fino de color amarillo.

La dosis recomendada de este fármaco es de una cápsulas de 200 gramos tres veces al día, coincidiendo con las comidas principales. Si bien, es probable que el facultativo la reduzca en función de las características del cuadro hemorroidal.

Para que realmente el medicamento cumpla su función, es condición indispensable administrar correctamente el preparado. Así, una vez extraída del blister, la cápsula debe ser ingerida directamente. Para que la deglución sea más sencilla, es recomendable acompañarla de agua o de otra bebida no gaseosa.

Si en algún momento se te olvida tomarlo, lo más recomendable es ingerir la dosis olvidada tan pronto como sea posible. No obstante, si la hora de tomar la siguiente cápsula está próxima, lo aconsejable es saltarse la dosis olvidada y continuar con las siguientes. En ningún caso se debe tomar una dosis doble como compensación. Estas deben conservarse y mantenerse fuera de la vista de los niños.

Crema

Venosmil en formato crema reduce, calva y alivia los síntomas propios de las almorranas de manera directa, al mismo tiempo que favorece el retorno venoso.

Hay una serie de precauciones a considerar a la hora de aplicar esta solución y que siempre, sin excepción, deben respetarse.

  • En primer lugar, únicamente debe utilizarse sobre la piel intacta.
  • En segundo lugar, es importante evitar el contacto con los ojos y mucosas, el oído y la boca.
  • Seguidamente, saber que no se puede aplicar de manera simultánea con otro medicamento cutáneo.
  • Y, en tercer y último lugar, no se debe utilizar de forma prolongada en el tiempo sin un adecuado control médico.

La dosis recomendada es de entre tres y cuatro centímetros cúbicos de crema a aplicar entre dos y tres veces diarias. Para ello, el primer paso es desenroscar la tapa del tubo y con la parte posterior de la tapa perforar suficientemente la boca metálica. A continuación se toma la cantidad de ungüento con el dedo y se extiende sobre la zona afectada, realizando un suave masaje con movimientos circulares para favorecer la absorción del producto.

Sería ideal no sudar hasta que el producto se absorba por lo que, de ser posible, mantente tumbado cuando tengas el gel puesto. Tras cada aplicación es importante lavarse las manos para evitar el contacto involuntario con determinadas zonas del cuerpo, como los ojos y/o las mucosas. El gel debe mantenerse fuera de la vista y del alcance de los niños, y conservarse por debajo de los 30º C.

Opiniones y contraindicaciones sobre Venosmil

Venosmil es buena para las almorranas

Del mismo modo que todos los medicamentos, Venosmil también tiene una serie de efectos adversos, si bien es cierto que no todas las personas los sufren. Una de las reacciones originadas tras un tratamiento continuado con el fármaco para combatir las almorranas es la reacción de hipersensibilidad a alguno de los excipientes o al principio activo.

Del mismo modo, se pueden presentar mareos, dolor de cabeza, dolor de estómago, náuseas, erupción y picor. En el momento en el que un paciente experimenta cualquier tipo de efecto adverso, es recomendable que consulte con su médico.

En caso de mujeres embarazadas y/o en período de lactancia, es importante consultar al médico y advertirle de esta condición antes de comenzar el tratamiento, ya sea en gel o en cápsulas. No es un fármaco recomendado para niños y adolescentes.

Si los síntomas no mejoran dos semanas tras el inicio del tratamiento se recomienda suspenderlo y acudir al médico. El tratamiento de Venosmil aplicado a las almorranas no debe prolongarse más allá de los tres meses.

La opinión general sobre este es que, a pesar de no ser un fármaco diseñado para tratar la inflamación de las venas hemorroidales, por sus características, es tan bueno como muchos otros, siempre mejorando los síntomas que hemos mencionado anteriormente. Por ello, a pesar de existir muchas otras fórmulas en el mercado, su uso para esta patología sigue siendo muy extendido.


¿Conocías este tipo de crema para la reducción de los síntomas hemorroidales? ¿La has usado en alguna ocasión y si es así, cual fue tu experiencia con ella? Danos tu opinión, de esta forma ayudamos a mayor número de personas a solucionar su problema!

Si te ha servido de ayuda, comenta y comparte para ayudar a más personas, gracias! 😉

Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
VENOSMIL ¿Realmente funciona para tratar las Hemorroides?
Puntuación:
51star1star1star1star1star
¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 3 Media: 5]
Este artículo ha sido revisado por el equipo médico de Hemorroides.club

Comenta y participa

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: Hemorroides.Club
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y novedades
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos